SK10 Andalucía impartirá cursos para 90 ex trabajadores de la multinacional americana El comité de empresa de la firma receptora muestra su «rechazo total» a los privilegios

https://i1.wp.com/www.lavozdigital.es/cadiz/prensa/noticias/200810/11/fotos/007D5CA-CAD-P1_1.jpg

La semana ha sido movida en las aulas de formación de los ex trabajadores de Delphi. Mientras que 30 compañeros inician al fin los primeros cursos específicos con una empresa que podría contratarles al término de las enseñanzas (en este caso, SK10 Andalucía), la polémica ha surgido sobre el tipo de acuerdos al que puede llegar la Junta con las compañías a la hora de organizar estos cursos y su repercusión sobre las plantillas de las firmas receptoras.

Tanto, que Comisiones Obreras tuvo que salir ayer al paso aclarando que todo lo que se dispone en el acuerdo entre SK10 Andalucía y la Junta se atiene a lo prometido a los ex empleados de la planta de Puerto Real. Desde la propia SK10, que acogerá cuatro módulos que sumarían 90 ex trabajadores de Delphi con un compromiso de contratación del 60% del total, las quejas han arreciado. José León, presidente del comité de empresa (de UGT) de la plantilla de la compañía vasca en la provincia (dos sedes en El Puerto y otra en Puerto Real) ha mostrado su «rechazo total» a que los futuros empleados de su empresa vengan con ciertos privilegios. No en vano, en el protocolo firmado por Junta y sindicatos se dejaba claro que se debía respetar la categoría que tuviera cada uno cuando cerró la multinacional y que el contrato firmante sería en todo caso indefinido.

León asegura que SK10 Andalucía cuenta con más de 100 trabajadores (de un total de 250) con un contrato eventual, con lo que «sería un agravio comparativo que estos empleados vinieran ya como fijos y ocupando puestos en los que no tienen experiencia». El sindicalista subrayó que cuando hay movimientos en el propio grupo SK10 entre las plantas del País Vasco, Sevilla y Cádiz «nunca se respetan las condiciones previas de cada uno, por lo que también sería injusto que se les aplicase a estos empleados».

Mientras tanto, empresa y Junta ratificarán durante la semana próxima su compromiso definitivo y se aclarará qué ocurre. «La empresa nos dice que respetará la situación actual, pero queremos una aclaración», apunta León.

https://i1.wp.com/www.lavozdigital.es/img/logotipo_lavoz.gif

Anuncios