Estimado Sr. Director de EL Mundo, sección Andalucía                            Sevilla 21 octubre 2008

Muy Sr. Nuestro:

Hemos leído con extrañeza y perplejidad el artículo de opinión de su página 25, en la que el Sr. Javier Caraballo, y con título de ‘Mortadela’, vierte afirmaciones, que no pueden estar más alejadas de la realidad.

No podemos entrar en si el Sr. Chaves nombrará cónsul a ‘Incitatus’ , tampoco en si la Sra. María del Monte será la próxima Consejera de Empleo, porque suponemos, que cada cual elige como responsable a la persona más apta.

Respondemos a la afirmación: ‘no es posible seguir defendiendo a los parados de Delphi como si fueran pobres desempleados a los que la Junta les sigue tomando el pelo’. Ignoramos qué características o diferencias tienen para Ud. los pobres desempleados, los pobres o los desempleados. Los matices, si Ud. los ve, no alteran el resultado final: sus familias tienen, como miles de otras familias sin empleo, una CRISIS INADMISIBLE.

El Sr. Chaves podrá excusar, o no, la situación de miles de familias sin ingresos, pero tomarles el pelo a parados de Delphi, sé que no. Y no porque haya una solución, que no la hay a día de hoy, sino porque aunque no se sepa, -las manos del poder son largas e inquietantes-, existe un gran disgusto y profundo rechazo a estar en cursos de formación sin objetivo a la vista.

En cuanto a que aceptan la subvención, callan por ayudas y participan del engaño, dos objeciones: primera, las ayudas por desempleo se la han costeado durante sus años de trabajo, la prestación por desempleo, aunque lo repita mil veces, no es por simular o ser sumisos, -cree el ladrón, que todos son de su condición-, sino porque cotizaron por esa contingencia durante años; y segunda, no callan por ayudas, porque esas dietas de formación no son exclusivas de Delphi, sino de cualquiera que se encuentra en paro y quiere ampliar sus opciones de empleo. Ya veremos qué ocurre cuando en nueve meses agoten su periodo de desempleo; en cuanto a la beca de formación –que es lo que cobra alguna de las familias afectadas-, no pensará que viven desahogadamente… Están consumiendo sus ahorros.

Y buscan trabajo, como muchas miles de familias más y con más años de desempleo. Quienes han salido del Proceso encuentran precariedad, temporalidad y rotación de puestos, salarios bajos, actividad sin futuro, incomprensión social –como la suya-, frialdad de la Administración y aprietos en sus domicilios.

El grado de cualificación no sólo depende del alumno, también del profesorado, de la densidad de la materia, de las prácticas, de los recursos docentes, de las horas lectivas…

Sabrá que algunos afectados solo cobran esta ‘gran beca de formación’, porque no cumplían el criterio general, ¿también estos ex-trabajadores de Delphi están contentísimos?

Por favor para vapulear a la Administración Pública, no dé patadas a quien sufre la inacción que trata de desvelar. Ignoro qué se trae entre manos con la Junta, con el Sr. Chaves o con el Sr. Fernández, pero si existe alguna cuenta pendiente con ellos, no opine de lo que sabe a medias.

Finalmente Sr. Caraballo, no repare en preguntar a los trabajadores –pobres y desempleados, si fuesen como conocidos banqueros, ni se acercaban a la oficina de empleo-, averigüe si a alguno de los afectados le han pillado 10.000 euros en inversiones tóxicas, consulte a sus familias, a los eventuales y a los miles de parados que no son de Delphi, si encuentran rápido trabajo en Cádiz. Por favor no juegue con la dignidad de las personas.

Thùlio M. Moreno Gomes

Anuncios