El sindicato pide información sobre la selección de candidatos para SK-10 que, a su juicio, fue ‘irregular’

El sindicato CGT criticó hoy que la Junta de Andalucía aún no haya fijado una fecha para la próxima reunión de la comisión de seguimiento de los asuntos de Delphi, que tenía que haberse reunido hace ‘más de un mes’ según los protocolos, y señaló que esta circunstancia demuestra la ‘falta de interés por parte de la Administración de hacerlas cosas con rigurosa seriedad y transparencia’.

En un comunicado, el sindicato quiso ‘recordar’ a la Junta algunos de los puntos del primer desarrollo del protocolo de colaboración suscrito con los sindicatos CCOO, UGT, CGT y USO tras el cierre de la multinacional de automoción en la Bahía de Cádiz.

Según dijo, el punto noveno dice que ‘la comisión de seguimiento se reunirá de forma ordinaria cada tres meses para valorar y realizar el seguimiento de los trabajos realizados’. Sin embargo, la última reunión se celebró el 2 de junio y ‘aún no hay fecha’ para la próxima, que ‘tendría que haberse celebrado el pasado 2 de septiembre’.

Por otro lado, el punto séptimo del desarrollo del protocolo dice que la Consejería de Innovación ‘facilitará la información relativa a las empresas que estuvieran interesadas en contratar a dicho personal, y los perfiles profesionales demandados por dichas empresas así como las condiciones laborales de dichos contratos que serán analizados por la comisión de seguimiento’.

En este sentido, criticó que, desde la última reunión hasta hoy, SK-10 mostró su interés por contratar a trabajadores afectados por el cierre de Delphi y la administración ‘no ha facilitado’ al sindicato ‘los perfiles profesionales requeridos por dicha empresa, ni las condiciones laborales de los futuros contratos que se realizaran a parte de los 90 seleccionados’.

SELECCIÓN IRREGULAR PARA SK-10

En función de lo expuesto, CGT anunció que propondrá la ‘unificación de criterios generales’ para la selección de candidatos a Ofertas Válidas de Empleo ‘evitando así la falta de transparencia, como en esta primera selección de candidatos’ que, a su modo de ver, se llevó a cabo ‘de manera irregular y poco seria, jugando con el

futuro de 2.000 familias’. ‘No se pueden admitir las supuestas preferencias personales’ y abogó por la ‘claridad’ en el proceso de selección de los candidatos como ‘base fundamental para el buen funcionamiento del proceso’.

Asimismo, exigió a la Junta de Andalucía que facilite los perfiles requeridos por SK-10, así como el nivel profesional en el que van a ser contratados los ex trabajadores de Delphi y el tipo de contrato que se les oferta. Su intención es, dijo, ‘contrastar si los candidatos han sido seleccionados realmente porque su perfil profesional se ajusta a los requeridos por SK-10’.

Anuncios