Portavoces de CCOO y UGT en la mesa de seguimiento, que se reunirá el día 15, dicen que el proceso “va según lo previsto”; el PP lo califica de “monumento al fracaso”


“Afortunadamente, todo va según lo previsto”. CCOO y UGT, los sindicatos con representación mayoritaria en la Mesa de Seguimiento de Delphi, mostraron ayer su satisfacción con la evolución del proceso de recolocación de los 1.800 ex empleados de Delphi y trasmitieron su confianza en que la Junta de Andalucía cumplirá los acuerdos para reincorporar al mercado laboral a estos trabajadores. Según Antonio Pina (CCOO), “todo va bien, no podemos decir lo contrario”, una reflexión que compartió José Barriga (UGT), aunque éste matizó que “el proceso sigue andando, pero va lento porque la situación actual no nos ayuda”. Los dos portavoces sindicales reconocieron ser conscientes de las dificultades sobrevenidas por la coyuntura de crisis, “pero la Junta tiene un compromiso y tendrá que cumplirlo”, sentenció Barriga. Por eso, ambos coinciden exactamente en su interpretación de las declaraciones del consejero de Empleo: “Es lo políticamente correcto”. Antonio Fernández aseguró que la Junta “no puede obligar” a la empresa Aurantia a contratar a un número concreto de ex operarios de Delphi y aunque ya “está tirando” de ellos para sus nuevas empresas, recordó que la legislación actual se basa en la “libertad de mercado” y la contratación “abierta”. Barriga corroboró que los primeros profesionales que han entrado en Aurantia han sido de Delphi, pertenecientes a las ramas de “alta gestión y dirección”, y añadió que “ya se está programando formación específica para otros niveles”. Respecto a las palabras de Fernández, aceptó que las empresas “pongan sus condiciones, pero si detrás de cada trabajador de Delphi hay una subvención, será más fácil contratarle”.

Estas negociaciones y asuntos como la reposición de las prestaciones por desempleo o la situación de ex empleados con incapacidades serán abordadas en la próxima reunión de la mesa de seguimiento convocada para el lunes 15.

Diferente es la visión del Partido Popular. El secretario general del PP-A, Antonio Sanz, consideró ayer un “monumento al fracaso” la política de empleo y reinserción diseñada por la Junta y tildó de “muy grave” que el Gobierno andaluz “reconozca ahora que no puede ofrecer ninguna solución a los mismos ni obligar a las empresas a hacerlo”.

Sanz recordó que tanto el consejero de Empleo como el consejero de Innovación, Francisco Vallejo, “llevan meses prometiendo y montando una gran farsa” en torno a este asunto, por lo que consideró que “ambos deberían de dimitir por dignidad y vergüenza política”.

logo-diario-de-cadiz5
Anuncios