La Administración ya ha ofrecido los terrenos «a otras empresas, que han mostrado su interés» por usarlos

delphi11La crisis ya se ha cobrado su primera víctima entre las firmas que se iban a instalar en la Bahía. Apenas seis meses después de que el consejero de Innovación, Francisco Vallejo, presentara en Cádiz la próxima llegada de la fabricante de todoterrenos Zahav Motor, su viceconsejero, Jesús María Rodríguez, y el de Empleo, Agustín Barberá, admitieron ayer que este proyecto ha quedado «en suspenso» por el momento. Ambos se apresuraron a subrayar que la firma no ha dado marcha atrás ni se ha caído del proceso de reindustrialización de la Bahía. Sin embargo, Rodríguez explicó que la Administración ya le ha ofrecido los terrenos en los que se iba a instalar Zahav «a otras de las empresas, que han mostrado su interés» por instalarse en ellos. Se trata de una finca anexa a la propia planta de Delphi y que la Junta de Andalucía adquirió a la multinacional norteamericana en 2005, los mismos que iba a ocupar la fabricante de palas de aerogeneradores Aeroblade.

Rodríguez explicó que la empresa no ha dado una fecha en la que pueda volver a retomar el proyecto y que se está negociando con ella. Así las cosas, la planta de montaje de todoterrenos no se instalará en la Bahía por ahora y su proyecto queda «en suspenso». Esta empresa iba a realizar una inversión superior a los 50 millones de euros con un empleo ligado a su puesta en funcionamiento de 540 puestos directos, según informó Vallejo en junio pasado.

Esta firma cuenta con capital chino e iraní. Su elección de la Bahía para instalarse se fundamenta en su posición estratégica respecto a su principal mercado potencial, África. Su planta gaditana iba a ser el lugar en el que se montaran las distintas partes de los todoterrenos que fabrica esta marca para, a continuación, exportarlos a países emergentes del continente africano. El viceconsejero de Innovación reiteró que ninguna de los proyectos industriales anunciados para la Bahía se ha echado atrás. Y ello a pesar de la coyuntura económica internacional y que afecta de forma especial al sector de la automoción.

A pesar de este estado de cosas, el secretario de Acción Sindical de CC OO-A, Enrique Jiménez, señaló que «por los datos facilitados por la Junta, no sería descabellado pensar en torno a 600 empleos» que ocuparían miembros del colectivo de afectados de Delphi a lo largo del año 2009. El secretario general de MCA de UGT-A, Manuel Jiménez, también se mostró optimista con respecto a los volúmenes de empleo para estos desempleados durante el próximo año. Y añadió: «Lo importante es que los compromisos industriales se siguen manteniendo».

jlopez@lavozdigital.es

logotipo_lavoz6

Anuncios