Reciben un plus que complementa el subsidio conocido como ayuda familiar

Antes de que terminara el año 2008, ex trabajadores de Delphi habían agotado ya su prestación por desempleo. Se trata de personal de la antigua factoría que en sus últimos años de actividad laboral no había cotizado el tiempo suficiente como para obtener el periodo máximo de ayuda, establecido en 24 meses por el Servicio Estatal de Empleo -antiguo INEM-.

La mayoría son profesionales de las subcontratas, pero también hay ex empleados pertenecientes a la propia plantilla de la multinacional que antes del cierre se habían acogido a medidas laborales como excedencias y, con ello, había visto disminuido el tiempo de su prestación, que para la práctica totalidad de los afectados se extiende hasta el próximo 31 de julio, día en que se cumplen los dos años de la clausura de la fábrica puertorrealeña.

Para estos desocupados, la Junta de Andalucía ha comenzado a aplicar una fórmula que les permite mantener el mismo nivel de ingresos que han tenido durante este periodo de vacío laboral. Los ex operarios de Delphi han comenzado a percibir el subsidio, también conocido como ayuda familiar, que se otorga a aquellos parados que o bien no tienen derecho a la prestación o bien, como es este caso, la han agotado. Esta ayuda, que está sujeta a una serie de condiciones económicas y laborales, se ha fijado para este año en 421,79 euros (80% del Salario Mínimo Interprofesional). Esta cantidad es inferior o muy inferior a la que recibían hasta ahora, por lo que la Administración ha decidido pagar ya un plus que complementa este ingreso y que equivale a la diferencia económica con la prestación, según explicaron fuentes sindicales. De esta forma, ex operarios que tuvieran una percepción por el paro de 900 euros, obtienen de la Junta cerca de 500 euros. Ésta es una medida que podría ser transitoria en tanto la Administración acuerda con el Estado la forma para aplicar el denominado “contador a cero”.

logo-diario-de-cadiz

Anuncios