El secretario provincial de CCOO en Cádiz, Manuel Ruiz, calificó ayer de “error político” la diferencia de trato existente entre colectivos de afectados por el cierre de Delphi y consideró que el protocolo del 4 de julio de 2007 “podría haberse cerrado de otra manera”.

Ruiz hizo referencia a la carta remitida recientemente por el viceconsejero de Empleo, Agustín Barberá, al Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, en la que justificaba la “diferencia de trato” entre eventuales de Delphi y los trabajadores de las industrias auxiliares en que éstos últimos tenían “trabajos fijos”, algo que los eventuales desmienten.

Ruiz consideró que el problema de Delphi era “tan complejo y de tal magnitud” que “hablar de 200 trabajadores más o menos en el mismo marco, hubiese costado políticamente poco, económicamente casi nada y, socialmente, hubiese sido bueno para todo el mundo”.

Las críticas de Ruiz al Ejecutivo autonómicos en el anterior episodio del caso Delphi se convirtieron en felicitaciones al alimón con Pedro Custodio González, su homólogo de UGT, por la “decisión política” de la Junta de Andalucía de permitir la participación de IDEA en el capital de Alestis Aerospace, S.L. y reclamaron “premura” para que pueda comenzar a producir panza del avión de Airbus A350 XWB “antes de que se agoten los plazos”.

Ambos dirigentes sindicales insistieron en que “Alestis tiene que comenzar a funcionar” y en que, a partir de este momento, “no debe haber ningún impedimento administrativo ni financiero” para que se ubique en la provincia de Cádiz, “dentro o fuera de la antigua factoría de Delphi”.

logo-diario-de-cadiz3

Anuncios