delphieventualespancartaAlrededor de 150 ex trabajadores eventuales de Delphi acudieron hoy a la Delegación Provincial de Empleo de la Junta en Cádiz para “pedir explicaciones” sobre las “mentiras” del viceconsejero, Agustín Barberá, al Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, para justificar la “diferencia de trato” respecto a otros colectivos afectados por el cierre de la multinacional.

Fuentes del colectivo explicaron que no pudieron reunirse con el delegado provincial de Empleo, Juan Bouza, porque se encontraba ausente, por lo que solicitaron una cita para abordar el asunto “a la mayor brevedad posible”.

Seguidamente, los 150 ex ex eventuales de Delphi se trasladaron a Jerez de la Frontera, a la oficina del Dispositivo de Tratamiento Singular (DTS), donde se encuentran representados los cuatro sindicatos implicados en el conflicto (CCOO, UGT, CGT y USO).

Según indicaron, los representantes sindicales reconocieron que también consideraban que existe “un agravio comparativo”, por lo que les instaron a solicitar formalmente una reunión monográfica a la comisión de seguimiento de los asuntos de Delphi para abordar este asunto.

En el escrito remitido a Chamizo, Barberá aseguró que todos los afectados por el cierre de Delphi de la industria auxiliar eran “trabajadores fijos” y, por ello, habían sido incluidos en el protocolo de colaboración con los sindicatos en las mismas condiciones que la plantilla fija de Delphi.

Por su parte, los eventuales sostienen que “al menos el 60 por ciento de los trabajadores de las industrias auxiliares eran eventuales”, con contratos por obras y servicios o por circunstancias de la producción.

logotipo_lavoz

Anuncios