servicio_desempleo_andaluz

A partir del mes de mayo 120 ex empleados fijos de Delphi dejan de percibir la prestación por desempleo

Este grupo de ex empleados de la fábrica clausurada en julio de 2007 dejará de percibir su prestación por desempleo dos meses antes que el grueso de la plantilla, que lo hará en julio, debido a su inclusión en un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) anterior.

Se trata de un ERE aplicado entre los meses de septiembre y octubre de 2001 y cuyas consecuencias son que, ahora, estos 120 operarios ven adelantado el fin de su prestación en dos meses con respecto al resto. A pesar de las promesas de la Junta, su ineficacia en la gestión de una solución a este problema, ineficacia que dura más de un año, conduce a esta tragedia.

La Junta no dice nada sobre el futuro de estos trabajadores. Tampoco dice nada sobre el encierro de los eventuales de Delphi en las sedes sindicales desde hace un mes en Cádiz.

Para todos los que vayan dejando de cobrar el paro, Administración y sindicatos están barajando una nueva alternativa económica que les haga mantener el poder adquisitivo, hasta que encuentren un empleo, según lo firmado en el protocolo suscrito entre las partes. Primeramente se pensó en una ampliación temporal de la percepción del subsidio, pero ya el Ministerio manifestó dudas sobre la legalidad de tal medida.

Ahora la idea sería aplicar una beca llamada “de compensación”. Así, todo aquél empleado que quede sin cobrar el paro, tendría que solicitar el subsidio de desempleo (ayuda familiar). Según los criterios familiares de cada uno, tendría derecho o no a recibir la cuantía económica, cuyo mínimo está estipulado en torno a los 420 euros. En el supuesto de que el trabajador afectado cumpliese los requisitos y cobrara ese mínimo, la beca de compensación completaría la cantidad económica que hoy percibe, de modo que no perdería poder adquisitivo.

Igualmente, si un ex trabajador no cumple los requisitos y se queda sin subsidio, dicha beca le reintegraría al completo la cantidad económica que hoy recibe, similar al sueldo que en su día percibía en Delphi.

La Junta de Andalucía aún no se ha pronunciado sobre qué pasará cuando estos trabajadores dejen de percibir el paro. Fuentes de la Consejería de Empleo sí explicaron a este periódico que este asunto está en el calendario, pero aún no se ha decidido nada al respecto, que bien podría tratarse en una próxima reunión de la comisión de seguimiento de Delphi.

La ineficacia de la Junta

La Junta de Andalucía, a través de su Consejería de Empleo, habló ya en enero y abiertamente de prejubilaciones en sus reuniones con los representantes de los parados de Delphi. Además, el acta del pasado 16 de enero desvela que la Junta prometió prestaciones ilegales por desempleo, que no podrá cumplir,  a los trabajadores de Delphi. Esto ocurría después de haber prometido planes y más planes de reindustrialización.

Está escrito con todas las letras en la reciente acta de la reunión celebrada el día 16 de enero de 2009. En esta reunión se dice textualmente:

“Después del informe emitido por el Dispositivo de Tratamiento Singular, y habida cuenta de la coincidencia de las circunstancias con las que existían en dicha fecha, se conviene la realización de un sistema oe prejubilaciones, cuyo desarrollo y condicionado es Idéntico al Anexo 4 del citado acuerdo de 30 de Julio de 2008, con el Incremento del 3% anual previsto en el citado acuerdo en el salario anual de garantía. Los efectos de la prejubilación serán a partir del 1 de enero de 2009.”

Es el resultado natural del fracaso de la gestión de la Junta de Andalucía en la búsqueda de soluciones para la industria de la provincia de Cádiz. Como recordarán, publicamos íntegro el informe de la Junta de Andalucía sobre las empresas que propagaron a bombo y platillo que iban a contratar a trabajadores de Delphi, pero sus propios análisis indicaban que como mucho las contrataciones afectarían a poco más de un tercio de los parados de Delphi y que las mismas, en caso de producirse, lo harían en los años siguientes, y no de manera inmediata.

Ante este fracaso, el segundo camino que busca la Junta es la incentivación del autoempleo. En concreto, en el acta del pasado día 16 se dice que “Por parte de la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa se informa de que se están analizando en este momento las posibles lineas de ayuda al autoempleo con el compromiso de establecer módulos de incentivos para la creación de empresas de economía social y emprendedores a los que se puedan acoger, con carácter preferente, el colectivo de extrabajadores de Delphi.”

Los “planes” de la Junta

El  propio informe de la Junta sobre las empresas que presuntamente querrían contratar a trabajadores de Delphi reveló en enero que sólo había garantía de puesto de trabajo para 445 ex empleados de la factoría de Puerto Real no inmediatamente sino en los próximos años.

El Gobierno andaluz remitió, a demanda de los cuatro sindicatos que forman la mesa de seguimiento, un informe donde se analiza la situación de las empresas que servirán para dar empleo al colectivo de afectados por el cierre de Delphi. Sólo garantizaba 445 empleos para este colectivo y otros 1.100 se quedan en el aire, pese a que la Junta haya hablado de 1.400 recolocaciones. Es más, en el informe se recogían proyectos que ya anunciaron  a finales de 2008 su rechazo a instalarse en la bahía, como Diesel Energy o Sadiel -Sofware Factory.

Ello implica que un año largo después del cierre de Delphi y a pesar de las promesas de Manuel Chaves, la inoperancia de la Junta de Andalucía es ya más que evidente y que ni siquiera su pertinaz propaganda puede disimular los hechos.

libertad-digital

Anuncios