zahav1La fabricante de todoterrenos descarta Alcalá de los Gazules para su inversión de 57 millones de euros y 540 nuevos empleos

Ahora sí parece la definitiva. Después de varios intentos y convenios prácticamente cerrados, Zahav Automóviles, la empresa especializada en la fabricación de todoterrenos de bajo coste con destino a países emergentes, confirmó ayer dónde ubicará su nueva planta gaditana: será en Jerez, donde hoy firmará un preacuerdo con el Ayuntamiento para la instalación de una factoría que requerirá de una inversión de 57 millones de euros y que dará trabajo a más de 540 personas.

Hace apenas dos meses, cuando la propia compañía adelantó que había elegido Alcalá de los Gazules (con contactos muy avanzados con el Consistorio y con la Empresa de Suelo de Andalucía), el objetivo de la firma era que su primer vehículo saliera de la cadena de montaje a finales de 2011. Los plazos definitivos y el desarrollo de las obras serán explicados hoy en rueda de prensa por la alcaldesa jerezana, Pilar Sánchez, y el director de Expansión de Zahav en España, José Luis Mesía.

De sitio en sitio

Ayer, el responsable de la firma británica de origen árabe confirmó que el cambio de ubicación no varía el proyecto previsto en cuanto a volumen, ambición y objetivos. Precisamente, el horizonte de producción cuando las máquinas estén a pleno rendimiento es de 30.000 unidades al día.

La historia de Zahav y su aterrizaje en la provincia (o su no aterrizaje) es bastante peculiar. Ligada al proceso de reindustrialización emprendido tras el cierre de Delphi en Puerto Real, la primera vez que se habló de esta empresa fue en junio del año pasado. Fue el entonces consejero de Innovación, Francisco Vallejo, quien anunció la implantación de la empresa de forma inmediata y se vinculó su llegada a la recolocación de varios ex trabajadores de Delphi. Entonces se vendió como una compañía chino iraní que vendía al Tercer Mundo y a países en vías de desarrollo (sus motores no pasan el corte exigido por la Unión Europea en cuanto a emisión de gases contaminantes). Zahav siempre se ha mostrado dispuesta a absorber mano de obra, aunque nunca ha especificado qué porcentaje de su medio millar de futuros asalariados vendrán de la antigua General Motors. Es más, la primera ubicación posible que se le dio a la planta fue sobre los terrenos de la clausurada factoría o, en su defecto, en el suelo anexo.

En cualquier caso, la elección jerezana supone cierto alivio para el plan Bahía Competitiva de la Junta y sus previsiones de reindustrialización, ya que durante varios meses se barajó la posibilidad de que Zahav se marchase a Málaga (donde tenía una oficina) e incluso llegó a mantener contactos con el Ayuntamiento de esta localidad.

Abandono

Durante esta época, y pese a que la propia Zahav siempre prometió que su primera elección era la Bahía gaditana, la Administración tiró la toalla y en otra rueda de prensa admitió que la inversión estaba en el aire y aparcada.

Pero no. Zahav volvió a emerger informativamente y lo hizo para asegurar que ni Puerto Real, ni Málaga: su sede estaría en Alcalá de los Gazules, a medio camino entre las dos bahías de la provincia (y así aprovechar las conexiones con África desde el Estrecho de Gibraltar).

A mediados de marzo, el mismo portavoz que hoy firmará con la alcaldesa de Jerez su nueva apuesta confirmó que habían elegido un terreno de 80.000 metros cuadrados en el polígono de la Palmosilla, al pie de la A-381 y junto al actual recinto de La Palmosa. El alcalde alcalaíno, Arsenio Cordero, admitió a su vez los contactos. Estaba todo a punto y a la espera de cerrar el acuerdo con la Empresa de Suelo de Andalucía, que es quien ostentaba la propiedad del suelo.

Hasta ayer, cuando el Ayuntamiento de Jerez emitió la convocatoria de la firma de hoy. La ubicación en el municipio jerezano supone, además, que el teórico proceso de absorción de ex empleados de Delphi sea más sencillo que en Alcalá. Es más, la oficina que se encarga del seguimiento a la antigua plantilla de la multinacional está en la propia Jerez.

LaVoz

Anuncios