La Junta admite que su primer objetivo sigue siendo la recolocación pero no habrá más prejubilaciones · La comisión de seguimiento volverá a reunirse en septiembre, cuando se conocerá el nombre de las nuevas empresas

A pocos días de cumplirse tres años desde que se firmó el acuerdo de cierre de Delphi, la reunión celebrada ayer en Sevilla sentó las bases de una nueva etapa para los casi 600 ex trabajadores de la multinacional que aún aguardan un puesto de trabajo. El encuentro entre los representantes de los cuatro sindicatos (CCOO, UGT, USO y CGT) comenzó a las seis de la tarde en la sede de la Consejería de Empleo, en la capital hispalense, y culminaba cerca de las once de la noche. Este periódico pudo saber las principales conclusiones del nuevo protocolo suscrito entre las partes, con la novedad de que por primera vez se acercaban al conflicto de Delphi los nuevos responsables de las consejerías de Empleo e Innovación. En primer lugar, la Junta admite sin dudas que el objetivo principal sigue siendo la recolocación de todos los ex operarios de la multinacional. Sin embargo, el actual panorama económico en España y Andalucía, obligará a los ex trabajadores de Delphi a aceptar ofertas de trabajo que estén fuera del convenio del Metal. Hasta la fecha, y así estaba firmado en el protocolo original, ningún afectado por el cierre de la factoría podía dar por buena una oferta laboral si no se consideraba como Oferta Válida de Empleo (OVE), es decir, aquella que se asemejara al puesto que inicialmente tenían en Delphi. De esta manera, la oficina de Bahía Competitiva que dirige Antonio Perales será la que, a partir ahora, se encargue de comunicar qué empresas son las dispuestas a contratar y, lo más importante, a cuántos. Esto significa, en la práctica, que ya no serán las consejerías de Empleo e Innovación las que asuman directamente los compromisos de anunciar nuevos negocios, sino que será Bahía Competitiva. En el acuerdo suscrito ayer, ambas partes firmaron que será en septiembre cuando el departamento de Perales comunique los nombres de las nuevas empresas que llegarán a la Bahía. Eso sí, ya no serán exclusivamente del sector del Metal y tampoco habrá ofertas para el colectivo Delphi como hasta ahora se había conocido (350 en Alestis y más de 100 en Gadir Solar). De llegar, se espera que sea en un número mucho más reducido y con sueldos en consonancia con el sector de referencia. Este es un punto de conflicto que ya se ha dado en Gadir Solar, ya que el sueldo por el convenio del Metal es sensiblemente superior al resto. Otro de los asuntos que ayer se confirmó fue que los ex empleados que aún no han sido recolocados continuarán en los cursos de formación hasta el próximo 28 de febrero de 2011. Antes, en octubre, se producirá la renovación inmediata de este proceso formativo. Sin embargo, ayer no se habló de las prejubilaciones. La consigna en la nueva Junta de Andalucía es que no se reducirá el número de parados a base de prejubilaciones, y esto también ha acabado afectando a los ex operarios de la multinacional norteamericana. Es de suponer, ya que al cierre de esta edición no se produjo ninguna valoración oficial por parte de la Administración autonómica, que los ex empleados de Delphi que se acogieron a esa medida con anterioridad (quienes tuvieran 50, 51 y 52 años), seguirán en marcha sin ningún problema. Por último, la Junta de Andalucía comunicó a los representantes sindicales que a partir de hoy comenzará a pagarse el Proyecto Personal de Inserción a las 68 personas que decidieron acogerse a esta medida. Hay que recordar que fue un compromiso suscrito en el anterior acuerdo, por el que la Junta asumía el pago de 30.000 euros a cada ex empleado que decidiese abandonar el plan de recolocación a cambio de iniciar un proyecto por su cuenta. Debían haberlo cobrado al mes siguiente pero no se produjo el desembolso. También, los sindicatos conocieron que, desde hoy, el interlocutor entre los ex empleados de la multinacional y la Junta de Andalucía, a través del Dispositivo de Tratamiento Singular (DTS) ubicado en Jerez, será el nuevo director general de Trabajo de la Junta.

Anuncios