El presidente de la Diputación de Cádiz, Francisco González Cabaña, ha confirmado este miércoles día 24 su voluntad mediadora para que se cumplan los compromisos de cobertura social y recolocación pactados con la plantilla de la antigua factoría de Delphi. González Cabaña reitera una disposición que ya mostró el pasado miércoles, durante el Pleno de la Corporación Provincial, cuando atendió a los representantes del citado colectivo, que protestaba a las puertas de la Diputación.

Y hablando de movilizaciones, mientras representantes sindicales se reunían con el presidente provincial, el grupo de parados de Delphi que desde hace unos días viene avivando sus protestas en la calle, se hacía notar en distintos puntos de la Bahía: en carreteras de Puerto Real (el Puente Carranza) y El Puerto (a la altura de El Paseo), y obstaculizando la vía férrea en San Fernando a la altura de Fadricas. Este jueves, prevé concentrarse en Sevilla ante la sede del Parlamento andaluz.

Volviendo a Diputación, según se ha informado a DIARIO Bahía de Cádiz, en el curso de la reunión celebrada entre González Cabaña y portavoces sindicales de la antigua Delphi, se ha refrendado el respaldo del presidente de la Institución, y se han concretado algunas cuestiones: la posibilidad de que la contratación de los antiguos empleados de Delphi, que aún no han resuelto su situación, se encare de manera específica en el seno del Plan Bahía Competitiva que gestiona la Junta de Andalucía; la ampliación de la actual cobertura social y formativa más allá del 28 de febrero de 2011, considerando que no hay tiempo material para reincorporar a los afectados en el mercado de trabajo; y la solicitud a la Junta para que se interese, ante el Juzgado de lo Mercantil, por la propiedad de los terrenos donde se emplazaba la extinta fábrica de automoción.

El socialista González Cabaña ha reconocido que la aportación de Diputación es “modesta” y que, en términos competenciales, no está facultada para la resolución del conflicto. Pese a esta limitación la mediación de la institución provincial es irrenunciable a tenor del “número importante de trabajadores que no tienen asegurado su futuro laboral”, y considerando que es la Diputación la que preside el Consejo para el Desarrollo Económico y Social de la provincia de Cádiz. Así, en todo momento González Cabaña ha remarcado que el punto de encuentro oficial entre los ex Delphi y la Junta de Andalucía reside en la Comisión de Seguimiento de los acuerdos firmados en 2007.

Tras ser preguntado sobre las movilizaciones que han retomado los antiguos operarios de Delphi aún sin recolocar, González Cabaña manifestó su respeto, si bien “tienen que afectar lo menos posible a la vida ciudadana”. Y reiteró que no deben producirse las coacciones ejercidas contra los profesionales de los medios de comunicación –tal como sucedió hace una semana-, y que fueron rechazadas por los sindicatos.

“ESTÁN EN SU LEGÍTIMO DERECHO DE PROTESTAR”

Por su parte, el presidente provincial del PP de Cádiz y parlamentario andaluz, José Loaiza, considera que estos ex operarios de Delphi están “en su legítimo derecho de protestar, puesto que la Junta de Andalucía les prometió un puesto de trabajo y no ha cumplido”. Agrega que “los han tenido distraídos con cursos de formación que no han servido para nada y ahora pretenden desentenderse del asunto”.

Loaiza lamenta los “continuos incumplimientos de la Administración autonómica para con los trabajadores de Delphi” y asegura que lo que tiene que hacer es “ejecutar los acuerdos pactados con los sindicatos y dejar de marear la perdiz”.

El dirigente conservador critica que el consejero de Empleo, Manuel Recio, haya propuesto el autoempleo como salida para los 600 operarios de Delphi que aún quedan por recolocar, “cuando era una opción que ya estaba contemplada en los acuerdos firmados tras el cierre de la fábrica de Puerto Real”. Recuerda que se trata de los Planes Personales de Integración (PPI), que contemplaban una indemnización de 30.000 euros para aquellos operarios que iniciaran un proyecto por cuenta propia.

Igualmente, reprocha a Recio que pida flexibilidad a los trabajadores para no aferrarse al convenio del metal cuando, según los sindicatos, no se ha rechazado ningún puesto de trabajo de otro sector, incidiendo en que el problema es que no hay oferta. En este sentido, considera que “el consejero de Empleo tergiversa la información, creando en la ciudadanía una opinión que no se ajusta a la realidad y que perjudica la imagen de los ex de Delphi”.

 

Anuncios