CCOO, UGT, CGT y USO, los cuatro sindicatos implicados en el conflicto de Delphi, convocaron en la mañana del jueves día 9 una manifestación en la capital gaditana, que colapsó desde las 10 horas la avenida principal desde Cortadura, con el propósito de reclamar al Gobierno andaluz el cumplimiento de los acuerdos suscritos con ellos previos al cierre de esta multinacional en Puerto Real en 2007.

Aún quedarían alrededor de 600 operarios de la extinta factoría sin recolocar. Desde que la Junta le anunció hace semanas que quiere finiquitar este ‘problema’ a finales del próximo mes de febrero –lo que implica que dejen de realizar talleres y cursos subvencionados-, estos parados han vuelto a la calle, con diversas protestas más o menos puntuales y molestas.

En esta ocasión, la marcha que ha ocupado los cuatro carriles de la avenida, ha congregado a más de mil personas, bajo el lema ‘Por el empleo en la Bahía de Cádiz, por el cumplimiento de los acuerdos’. Las consignas más coreadas, contra el Gobierno central, la Junta y el PSOE. Los ex Delphi los consideran “traidores” y denuncian que ahora se les “deje tirados”, pese a las promesas de hace tres años.

El recorrido, sin incidentes –salvo los problemas de tráfico- concluyó sobre las 13 horas ante la Diputación, donde su vicepresidente segundo, Federico Pérez Peralta, ha recibido a un representante de cada uno de los cuatro sindicatos convocantes. Precisamente, el titular de la Institución provincial, Francisco González Cabaña, no pudo atender a los manifestantes ya que se encontraba reunido con el consejero de Empleo de la Junta, Manuel Recio, para abordar este tema.

Este colectivo insiste en que no habrá acuerdo con la Junta de Andalucía que no pase por el mantenimiento de los cursos y talleres remunerados más allá de febrero, el cumplimiento del Plan Bahía Competitiva -que lleguen empresas a la zona- y que no se vendan los antiguos terrenos de Delphi. CCOO, UGT, CGT y USO esperan que antes del día 20 de este mes se celebre una nueva reunión de la Comisión de Seguimiento de los asuntos de Delphi. Por su parte, los todavía parados de la planta tienen previsto acordar este viernes nuevas movilizaciones.

CADENA HUMANA DE FUNCIONARIOS

La de Delphi no ha sido la única protesta del jueves en Cádiz. En la misma mañana, trabajadores públicos de la Junta han reiniciado protestas con una cadena humana en la plaza Asdrúbal. La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha movilizado a medio millar de funcionarios para recrear esta cadena en torno al edificio de la Junta, en protesta por la convalidación del decreto por el cual se va a reordenar el sector público andaluz.

Con este acto simbólico, repetido en todas las capitales de provincias andaluzas, se pretendía mostrar el rechazo de los empleados públicos contra la medida del Gobierno andaluz, “dándole la espalda a la Administración pública, al igual que la Administración ha hecho con nosotros cuando puso en marcha la reordenación del sector”, según recoge DIARIO Bahía de Cádiz de fuentes del sindicato.

Durante la media hora que ha durado la cadena humana, se ha leído un manifiesto en el que se exponen, punto por punto, las cuestiones que han llevado a CSIF a exigir la derogación del decreto que se convalidaba este mismo jueves en el Parlamento andaluz.

 


Anuncios