Los sindicatos implicados en el conflicto abierto tras el cierre de Delphi en Puerto Real (Cádiz) –CCOO, UGT, CGT y USO– han decidido suspender la reunión que tenían prevista a las 13,30 horas con el presidente de la Diputación, Francisco González Cabaña, también secretario provincial del PSOE, ante cuya sede han protagonizado los ex de Delphi una concentración que ha terminado con una carga policial, dos detenidos y al menos un herido. Además, han exigido que se adelante la reunión de la comisión de seguimiento prevista para la primera quincena de enero.

Fuentes sindicales han explicado a Europa Press que el objeto de la reunión de este lunes era conocer el contenido de la reunión mantenida la semana pasada entre González Cabaña y el consejero de Empleo, Manuel Recio, para abordar su situación. Los afectados habían manifestado a primera hora de la mañana sus quejas por la “falta de cortesía” del socialista por informar a los medios de comunicación antes que a ellos.

Según las mismas fuentes, unos 300 afectados por el cierre de Delphi se han concentrado a primera hora ante las oficinas del Plan Bahía Competitiva y luego lo han hecho ante la sede del PSOE, donde la Policía Nacional ha “cargado de una manera desproporcionada” contra el colectivo, habiéndose producido carreras y disparos de pelotas de goma. Un vehículo policial ha resultado con daños.

En este punto, han recordado que hay dos detenidos y al menos un herido tras recibir en el ojo el impacto de una pelota de goma “disparada a dos metros de distancia”. El herido se encuentra “estable” en observación de Urgencias del Hospital Puerta del Mar de Cádiz, según han confirmado a Europa Press fuentes hospitalarias.

Desde los sindicatos aseguran que el colectivo se limitó a realizar una serie de cánticos llamando “mentiroso al PSOE” y que luego se “han lanzado algunos huevos” contra la fachada, lo que ha sido contestado “desmesuradamente” con pelotas de goma. Afirman, además, que los agentes policiales “iban seleccionando a gente concreta” durante su actuación, con lo que consideran que “tenían órdenes dadas”.

Así las cosas, han decidido suspender la reunión prevista para las 13,30 horas con González Cabaña y han reclamado que “se adelante a esta semana o la que viene a más tardar” la reunión de la comisión de seguimiento de los asuntos de Delphi, ya que los ánimos están “muy caldeados” y “a todos nos urge poner solución a esto”.


Anuncios