Los delegados provinciales de Empleo y de Economía, Innovación y Ciencia de la Junta de Andalucía se han comprometido a solicitar a Gadir Solar la reversión de las ayudas recibidas en concepto de su instalación en Puerto Real, desarrollo de su actividad y mantenimiento de los empleos, una vez que la empresa ha anunciado que, debido a la situación del mercado internacional y a la falta de apoyo a las energías renovables, va a presentar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) extintivo para sus 196 operarios.

Según los cálculos del delegado de Empleo Juan Bouza, la cuantía de las subvenciones concedidas a esta firma dedicada a la fabricación de placas solares –que llegó para amortiguar el cerrojazo de Delphi en 2007- desde las consejerías de Empleo y de Economía, Innovación y Ciencia, deben superar los 20 millones de euros.

El mismo Bouza, junto a la delegada provincial de Innovación, Angelines Ortiz, ha participado el miércoles acompañando a los candidatos del PSOE por Cádiz al Parlamento de Andalucía Luis Pizarro y Raquel Arenal en una reunión con representantes de la plantilla de Gadir Solar.

El PSOE ha querido trasladar a los trabajadores que “está con los trabajadores” y que “rechaza frontalmente la presentación del expediente extintivo sobre 196 de ellos presentado por la empresa, que mantenía vigente uno de carácter temporal hasta el próximo 9 de mayo”. Pizarro ha calificado esta decisión de la empresa como “una iniciativa muy poco considerada, en contraposición con la actuación de la Junta de Andalucía, que en todo momento ha mantenido la máxima colaboración con ella”.

Igualmente, en la reunión ha surgido el compromiso de que el delegado de Empleo recibirá ya mismo a los representantes de los trabajadores –que desde agosto están afectados por un ERTE- con el objetivo de garantizar el cumplimiento de la legalidad y la defensa de sus intereses como consecuencia de la decisión tomada por la empresa.

“Con la reforma laboral aprobada por el Gobierno del PP, corremos el serio peligro de que los empresarios comiencen a aprovechar cualquier recurso para la aplicación de las medidas más duras que recortan los derechos de los trabajadores”, ha dicho Luis Pizarro, y “de lo que trata es de estar vigilante para que no se produzcan abusos en este sentido”.

Paralelamente, el cabeza de lista socialista ha denunciado que “las políticas del PP de eliminar el apoyo a las energías renovables han provocado un efecto muy negativo en este sector que ha redundado en un serio revés para los intereses de buen número de empresas de alta tecnología que son una de las vanguardias industriales en nuestra tierra”.

IU PIDE UNA FISCALIZACIÓN DE LA CÁMARA DE CUENTAS A BAHÍA COMPETITIVA, “CON ESPECIAL ATENCIÓN A GADIR SOLAR”

Representantes de la plantilla de Gadir Solar también se vieron las caras el miércoles con Izquierda Unida. Su candidato por Cádiz al 25-M, Ignacio García, ha anunciado que su partido solicitará a las consejerías de Economía, Innovación y Ciencia y a la de Empleo, información “al detalle” sobre las ayudas públicas concedidas a Gadir Solar desde su creación, tales como cláusulas impuestas para su concesión, así como sobre la posible reversión de dichas ayudas en caso de incumplimientos.

Asimismo, en el transcurso de la reunión mantenida con el comité de empresa, García se ha comprometido a llevar al Congreso de los Diputados una solicitud de información sobre “los posibles contactos y actuaciones que hayan podido existir entre el Gobierno español y el Gobierno indio, y en general, el mercado oriental, para exportar producción y tecnología española relacionada con las energías alternativas y en concreto, la solar”. Afirma que “dado que la dirección de Gadir Solar ve como elemento más viable de salvación inmediata el contrato con una empresa estatal de la India, que no acaba de cuajar, sería más que probable la intervención de la diplomacia española”.

El líder de la candidatura de IU por Cádiz insiste en que “la puntilla” a la situación de Gadir Solar se la ha dado “la reforma laboral y la apuesta del PP por las nucleares”. El diputado recuerda la “solvencia económica con la que empezó el proyecto, más los 30 millones de euros de ayudas obtenidos”; asimismo, afirma que “entre estas ayudas se encuentra la adquisición en condiciones favorables del suelo, que más tarde lo vendieron y lo han estado usando mediante el sistema de leasing”. Todos estos datos llevan a Izquierda Unida a solicitar además, una fiscalización por parte de la Cámara de Cuentas del Plan Bahía Competitiva, “con especial atención a Gadir Solar”.

Ignacio García ha añadido que otra cuestión importante sobre la que “IU prestará especial vigilancia” es que “si la empresa reabre, deberá contar con los actuales trabajadores, en lugar de aprovecharse de la reforma de Arenas y Rajoy para degradar las condiciones laborales actuales”. Para el portuense, es necesario tener en cuenta que la plantilla actual de Gadir Solar afectada por el ERE extintivo “ya hizo concesiones importantes al aceptar el convenio del Vidrio en lugar de el del Metal, que era el que les correspondía”.

El cabeza de lista de IU ha estado acompañado en la reunión con el comité de empresa de Gadir Solar por el integrante de la lista de IU gaditana al Parlamento andaluz, Francisco Cárdenas.

“UNA VEZ QUE COGEN LAS SUBVENCIONES, ESCAPAN AL CONTROL DE LAS LEYES”

Por su parte, el secretario general de UGT Cádiz, Salvador Mera, sobre el asunto, ha denunciado que empresas como Gadir Solar con fuertes subvenciones deje en la calle a casi 200 trabajadores, en un episodio ya conocido en la provincia. “Parece que una vez que las empresas consiguen las subvenciones, escapan al control de las leyes de este país”.

Situación que provoca que “al final esto sea la pescadilla que se muerde la cola: nos gastamos el dinero público en montar empresas que en tiempo récord generan más desempleo y más desesperanza”.

El líder ugetista señala en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz que a esta situación se le añade una “enorme” dificultad, al “no haber empresarios serios en nuestro país”, mientras que “vienen empresas foráneas que vienen de otro mundo y sin controles apenas”.

En el caso de que, como reconoce la propia empresa, cerrara para volver a abrir, Mera afirma que “estaremos atentos y haremos la presión que haga falta para que los compañeros que hoy son despedidos tengan que ser contratados de nuevo”, al tiempo que exige que “no se vayan a ir de rositas”.

Finalmente, el responsable apela a que, en todo caso, “se mantenga la inversión y la capacidad productiva” en la provincia.