Varios centenares de trabajadores prejubilados por expedientes de regulación de empleo (ERE) se han concentrado de nuevo ante sedes de la Junta de Andalucía de varias provincias para exigir una solución para desbloquear el cobro de sus rentas y de sus pólizas y en protesta por el “silencio administrativo” del Gobierno andaluz.

Según han indicado a Europa Press fuentes sindicales, las concentraciones han tenido lugar ante sedes de las delegaciones de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo en las provincias de Sevilla y Cádiz, mientras que en Jaén y Huelva se han celebrado asambleas informativas, aunque también se han celebrado acciones en Córdoba y en Málaga, aunque de menor entidad.

Las fuentes apuntan que estas nuevas acciones tienen lugar “después de que la Junta no haya cumplido su palabra de que en 48 horas pagarían lo atrasado y que en 48 horas estarían desbloqueados los pagos tanto de Santana como Delphi, que son los prejubilados a los que les suspendieron los pagos por parte de Generali, pero también del resto de empresas”.

“Eso no se ha cumplido, por lo que volvemos a llamar la atención sobre la situación de más de 6.000 personas, de las que nadie se preocupa, pues no han cobrado sus pólizas ni julio ni agosto y tienen una economía muy precaria, y encima estos trabajadores se tienen que pagar el convenio de la Seguridad Social”, agregan fuentes sindicales, quienes consideran que los políticos “no pueden irse de vacaciones sin tener esto resuelto”.

Lamentan que la Junta “se limita a darnos capotazos” y han explicado que en una reunión mantenida este jueves en Sevilla, “la Junta nos reafirma que en estos momentos se está negociando con Generali una solución, toda vez que nos dicen que han puesto recursos a Generali, pero a la aseguradora les parece insuficiente, por lo que existe un desencuentro donde las consecuencias las pagan los trabajadores”.

“Los prejubilados no queremos ser el ariete de la Junta contra Generali ni a la inversa”, han agregado fuentes sindicales, quienes piden una reunión con el consejero del ramo, Antonio Ávila, y con el vicepresidente de la Junta, Diego Valderas, para que les aclaren “qué está ocurriendo exactamente y qué tiene que pasar para que definitivamente se proceda al pago de los trabajadores”.

El colectivo espera que esta reunión pueda celebrarse entre este viernes y el lunes, por lo que, en el caso de Sevilla, han desconvocado la concentración, aunque los prejubilados de Cádiz mantienen su movilización. No obstante, advierten de que, de no producirse esa reunión, volverán a concentrarse la próxima semana.

Las fuentes indican que “en total hay unos 6.000 afectados, especialmente empresas del metal y agroalimentarias, y con provincias especialmente afectadas como Cádiz, con el problema de Delphi, y Jaén, con Santana”.

PALABRAS DESDE CÁDIZ

Por su parte, el delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Cádiz, Fernando López Gil, ha asegurado que entiende la situación por la que están pasando los prejubilados y que vengan a manifestarse a la delegación de Empleo, de forma que apunta que se les ha dado las máximas facilidades para esta ocupación temporal, que no podemos calificar de encierro”.

López Gil ha indicado que la Junta “está trabajando en varios frentes y la Consejería ya anunció el pasado lunes que se iba a realizar un pago a la aseguradora y se hizo, por importe de 6,1 millones de euros, una cantidad importante que esperábamos que sirviera para aliviar la situación y para que se pagaran las nóminas, pero no ha sido así, porque la deuda es mayor”, por lo que están trabajando en otras líneas para buscar una solución.

Así, ha agregado que se sigue trabajando para trasladar toda la información posible a los trabajadores, y ha anunciado que “entre este viernes o el lunes, altos representantes de las Junta recibirán a los sindicatos en Sevilla para una reunión informativa donde se les explicará las diferentes líneas de actuación y las posibles soluciones al problema”.

Anuncios