Representantes de los antiguos trabajadores de Delphi han advertido a la Junta de Andalucía de que, una vez designados los delegados territoriales en Cádiz, se ha quedado “sin excusas” para no reunir a la comisión de seguimiento de los asuntos de Delphi, cuya convocatoria “urgente” volvió a ser solicitada formalmente por los cuatro sindicatos inmersos en el conflicto –CCOO, UGT, CGT y USO– el pasado 29 de mayo.

En declaraciones a Europa Press, el portavoz de USO en este conflicto, Miguel Paramio, ha recordado que el último “compromiso” de la Administración andaluza era que la reunión se celebraría antes de que finalizase el mes pasado. Sin embargo, la realidad es que reciben “una excusa tras otra y el encuentro nunca llega a materializarse”, pese a que las cuestiones a abordar son “vitales” y “de máxima urgencia” para el colectivo.

Recuerda Paramio que, según el acuerdo alcanzado en su día con el Gobierno andaluz, esta comisión debía reunirse cada tres meses, pudiendo convocarse de manera extraordinaria y urgente cada vez que lo solicitasen los cuatro sindicatos implicados.

En este sentido, resalta que la última vez que se reunió la comisión fue en noviembre de 2011 y desde entonces ha sido solicitada con todas las formalidades por los cuatro sindicatos en más de dos ocasiones. Asimismo, recuerda que el pasado mes de julio se reunieron con el vicepresidente de la Junta, Diego Valderas, quien “supuestamente iba a mediar” para ello.

Entre los asuntos a tratar figuran el Plan Personal de Inserción (PPI), los antiguos terrenos de Delphi en Puerto Real y el Plan de Formación con la Fundación Universidad-Emprende (Fueca), que finaliza el próximo mes de septiembre y genera una “gran incertidumbre” entre los afectados.

El sindicalista enfatiza que se ha dado traslado a la Junta de estas cuestiones “con tiempo más que suficiente” para encontrar soluciones y, sin embargo, está “dejando que se agoten los plazos incomprensiblemente”. Por ello, urge a la Administración andaluza a que convoque a la comisión de seguimiento “por vergüenza torera”, insistiendo en que “se le han acabado todas las excusas posibles”.

Anuncios