La firma BWI surgió en Pekín tras la llegada de la propia Delphi a tierras chinas · El alto coste de mano de obra argumentado por la empresa choca con el ofrecimiento sindical para cada empleado: poco más de 1.100 euros al mes

 ¿Quién hay y qué interés se esconde tras la empresa BWI? Esta puede ser una de las preguntas que, en estas últimas semanas, más ronde por la cabeza de los cientos de desempleados de la antigua fábrica de Delphi que aguardan su recolocación. Pero también en la de los miles de parados de la provincia que esperan una oportunidad. Más

Anuncios