El delegado de l Gobierno andaluz en Cádiz, Fernando López Gil, indicó ayer que la Administración andaluza sigue sin tener respuesta de la empresa asiática BWI en relación a la petición de una reunión a tres bandas, con asistencia de los extrabajadores de Delphi, para abordar su posible instalación en Puerto Real. Por ello, se ha vuelto a cursar la solicitud para que tenga lugar “lo antes posible” y pueda “limarse cualquier punto de fricción o buscar alternativas”. López Gil , optimista, “porque estamos poniendo soluciones a los problemas que plantean”

En declaraciones a los periodistas, López Gil se mostró “optimista” ante dicho encuentro, sobre todo porque tanto Junta como trabajadores “estamos poniendo todas las soluciones a los problemas que vienen planteando”. En este punto, ha aclarado que el “escollo” por el que la empresa no se decide a instalarse “no está en los suelos, sino en los costes laborales”, por lo que la Administración está realizando propuestas de incentivos. “No podemos pedirle a nadie en España que trabaje en una industria por 300 euros para competir, sino que tenemos que intentar que lo que se instale aquí pueda competir con lo que se instala en el Este de Europa a través de otros medios”. dijo. Por ello, la Junta está planteando “alternativas para compensar esa diferencia competitiva salarial”, que en ningún caso pasaría porque la Administración asumiese completar los sueldos de la plantilla, ya que abriría la puerta a que cualquier empresa hiciese la misma demanda y eso sería “inabarcable”.

En cuanto a los antiguos terrenos de Delphi, apuntó que la Junta está trabajando para “gestionarlos directa o indirectamente” para el desarrollo ésta o cualquier otra empresa. La comisión de seguimiento de los asuntos de Delphi, tendrá lugar la semana próxima.

Anuncios