DHCCritican que el consejero “no se haya dado cuenta hasta hoy de la importancia que tiene el suelo”

Después de más de cinco años, los ex trabajadores de Delphi siguen recibiendo “sorpresas”. Al menos así lo interpretan los sindicatos que aún los representan en el peregrinar que ha supuesto este periodo desde que cerró la fábrica de Puerto Real y que debía tener como meta su recolocación. Hoy, transcurrido ese periodo, los representantes sindicales aseguran estar sorprendidos por lo dicho el pasado domingo por el consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Antonio Ávila.

Lo están por un doble motivo: primero, porque según dijeron, es la primera vez que Ávila se pronuncia al respecto de la posible instalación en los terrenos de Delphi de la empresa de capital chino BWI. “Podía haber hablado muchos meses atrás y ya estaría el tema resuelto”, dijo ayer Antonio Montoro, portavoz de UGT en Delphi. Y segundo, “porque parece mentira que hasta el día de hoy no se haya dado cuenta el consejero Ávila de que la piedra angular de este conflicto son los terrenos de la antigua fábrica”.

Esta reacción se produce después de que el consejero reiterara su oferta a la empresa BWI para que se instale en los antiguos terrenos de Delphi. Además, Ávila animó a dicho grupo a “mirar todos los beneficios, no solo los costes salariales, sino beneficios en otros ámbitos”. En declaraciones a Europa Press, el consejero afirmó que en el asunto Delphi “siempre se olvida o no se pone en valor el esfuerzo que la Junta ha hecho desde 2007 en doble dirección, tanto para que desde el primer momento hubiese la posibilidad de buscar alternativas a los trabajadores, algo que coincidió con la crisis, como para que personas que no encontraban alternativa laboral encontrasen al menos una respuesta en términos de formación para que cuando hubiese un proyecto tuviera salida inmediata”.

Asimismo, el consejero resaltó que la Junta “ha estado continuamente intentando que los activos de Delphi que hay en la Bahía se puedan utilizar para los fines para los que están preparados, infraestructuras y trabajadores”. En ese sentido, explicó que el Gobierno andaluz ha mantenido con la empresa asiática BWI “multitud de contactos” para que se hiciera con las instalaciones de Delphi, y añadió que la empresa “ha valorado por escrito el esfuerzo de la Junta”.

Precisó el titular andaluz de Economía y Empleo que, en este caso, “el problema no son los incentivos ni el apoyo institucional, que lo hay y con creces, sino que es una empresa que está en un mundo global y que está visualizando la posibilidad de instalarse en otros lugares teniendo en cuenta los costes salariales”. “La Junta en materia de costes salariales no puede plantear ninguna rebaja, ese factor está fuera de las posibilidades de la Junta”, dejó claro el consejero.

A pesar de todo ello, desde los sindicatos de Delphi insisten en que “ahora mismo la negociación con BWI está completamente parada, no hay contactos, y esperamos que los haya porque creemos que es factible”. Por estas razones, los cuatro sindicatos han convocado a todo el colectivo de ex trabajadores a una nueva asamblea que se celebrará, como es habitual, en los terrenos de la caseta municipal de Puerto Real mañana miércoles por la mañana. En esa reunión, además de estos asuntos, se abordará un nuevo calendario de movilizaciones.

Diariodecadiz

Anuncios