E. Sindicatos CadizVotan mañana en asamblea un calendario de protestas y destacan que ya están hartos de promesas y exigen soluciones 

Los ánimos en el colectivo de los ExDelphis que aún quedan por recolocar están muy caldeados. No aguantan más. Un grupo de ellos se desplazó ayer hasta la sede provincial de los sindicatos UGT y CC OO en Cádiz para exigir una mayor implicación de ellos en el conflicto y pedir, al mismo tiempo, responsabilidades a los compañeros sindicalistas que han abandonado esta lucha después de las promesas que hicieron. La protesta de ayer ante la puerta del edificio de los sindicatos evidencia una escisión en el grupo que va a más.

Los extrabajadores de Delphi se sienten engañados por la Junta, que no ha cumplido con los acuerdos firmados en el protocolo de junio de 2007, mediante el cual, la Administración regional se comprometía por escrito a ofrecer un tratamiento singular a estos trabajadores hasta su recolocación. El pasado septiembre, la Junta rompió de manera unilateral este acuerdo y dejó de ofrecer cursos de formación remunerados a los ExDelphis alegando la grave situación económica por la que atraviesan las arcas públicas. Ese mismo mes, los extrabajadores pasaron a formar parte de la lista de parados en el Servicio Andaluz de Empleo (SAE). Lo más grave, es que el colectivo ha agotado buena parte de la prestación por desempleo, porque algunas de ellas se incluyeron en indemnizaciones. Los ExDelphis se enfrentan ahora a un recorte del subsidio.

Distintas fuentes consultadas por LA VOZ han coincidido en advertir que «la situación puede irse de las manos», debido a la crispación del colectivo. De hecho, los casi 600 extrabajadores que aún no han sido recolocados, están llamados mañana a una asamblea que se celebrará en la caseta municipal de Puerto Real. En esta reunión votarán un calendario de movilizaciones. En esta ocasión, las acciones que llevarán a cabo en la calle serán más radicales. «Ha terminado el tiempo de las concentraciones pacíficas». Los ExDelphis amenazan con boicotear cualquier acto político que se desarrolle en la provincia y, al mismo tiempo, barajan acciones sorpresivas. Exigen a la Junta que cumpla con los compromisos del protocolo de 2007 y ofrezca, de una vez por todas, una solución al conflicto.

Los mensajes que llegan desde el PSOE no han hecho más que calentar el ambiente en relación a la inversión de un grupo asiático en los terrenos de la antigua factoría para montar una planta de componentes de automoción. El delegado del Gobierno de la Junta en Cádiz, Fernando López Gil, sostiene que aún siguen las negociaciones con la multinacional BWI para su instalación en Ptº. Real, algo que ha levantado la indignación de los ExDelphis después de seis meses de negociaciones sin resultado alguno. Aseguran que se trata de «una tomadura de pelo».

Los ExDelphis se echaron a la calle de una forma violenta a finales de 2011 cuando la Junta anunció la terminación del denominado tratamiento singular que recibía. En dos meses radicalizaron sus protestas con cortes de vía de tren y manifestaciones espontáneas, lo que obligó a la Junta a rectificar y ampliar el plazo del tratamiento especial hasta septiembre de 2012. La situación se antoja ahora complicada, ya que la Junta no ha atado la inversión de los asiáticos, GadirSolar, que tenía contratados a un centenar de ellos, ha cerrado, y en Alestis, se prevé ahora la salida de otro centenar de ExDelphis que también fueron contratados y que ahora son víctimas de un ERE.

La Voz

 

Anuncios