CardenasEl ex coordinador local de IU dimitió en octubre tras enviar sendas cartas a los afiliados y a Diego Valderas

Francisco Cárdenas es una de las caras visibles de los representantes de los trabajadores de Delphi a través de su sindicato CCOO. Tras el encierro que tuvieron en la noche del lunes en la Delegación del Gobierno fue muy crítico con la clase política en general y concretamente con el PSOE y con sus socios de Gobierno en la Junta, Izquierda Unida. Este tema fue el que le llevó a dimitir el pasado mes de su cargo de coordinador local de Izquierda Unida en la capital gaditana, cargo en el que llevaba poco más de medio año.

Esa dimisión se produjo el 23 de octubre y tanto en la carta que envió a los militantes para explicar su dimisión como otra para el coordinador regional y vicepresidente de la Junta, Diego Valderas, a Cárdenas no le ha gustado nada el cambio de discurso que se ha producido en la formación izquierdista con el tema de Delphi.

Así, en la que envió a los afiliados relata que IU fue la única formación que permaneció junto al colectivo de trabajadores de Delphi cuando una vez que se cerró la factoría “ya no interesaba políticamente el conflicto”.

Así, recuerda en la carta que los diputados de IU en el Parlamento de Andalucía realizaron una proposición no de ley para la adquisición de los terrenos de la antigua factoría de Delphi y que el Estado y la Junta asumieran los compromisos con los extrabajadores de Delphi.

Sin embrago, la entrada en el Gobierno andaluz, lo que en un principio suponía “una alegría” para el colectivo de trabajadores, “ya no suenan tan claro los discursos y no se está actuando conforme a lo pactado con los trabajadores”.

A Francisco Cárdenas le molestaron especialmente unas declaraciones que hizo Diego Valderas el 18 de octubre en las que decía que “había propuestas encima de la mesa” pero que actualmente “adolecen de ese elemento de solvencia”. 

Cárdenas se lo hizo sabe personalmente a Valderas en esta carta que le envió el 23 de octubre. En este sentido le decía claramente que o “te han contado la película desde la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y te la has creído, tienes información que no has compartido con los trabajadores o han tergiversado tus declaraciones”.

Cárdenas pedía comprensión hacia Valderas sobre la desconfianza que tienen los sindicatos “del criterio de la Junta de Andalucía a la hora de valorar proyectos empresariales”. Entre ellos cita las apuestas en proyectos “solventes”, dicho en tono irónico, como Gadir Solar y empresas vinculadas a Oubiña.

Terminaba con una frase que resulta lapidaria: “No me gustaría tener que decidir entre la organización en la que milito y el colectivo del que depende mi futuro personal y, más importante, la reindustrialización de la bahía”.

Diariodecadiz

Anuncios