Tras meses de insistencia por parte del colectivo, solicitando una reunión para dar solución al conflicto, PSOE apela al diálogo para alcanzar una alternativa.

Los conflictos no se resuelven por la vía de la violencia. Los socialistas gaditanos han cerrado filas entorno a la gestión de la Junta en el caso Delphi y piden retomar el diálogo con los extrabajadores para alcanzar una solución definitiva. El presidente provincial del PSOE, Manuel Jiménez Barrios, aclaró ayer que la Ejecutiva gaditana del partido mantiene contacto directo con la dirección en Sevilla y actúa de interlocutora con la Junta en el conflicto de Delphi. Reconoce que la solución no es fácil, pero adelanta que las acciones violentas tampoco ayudan, por ello pide a los representantes sindicales que recuperen el diálogo cuánto antes.

Por su parte, el coordinador provincial de IU en Cádiz, Manuel Cárdenas, solicitó ayer a la Consejería de Economía que dé «un paso más» en el proceso de «negociación, diálogo y acuerdo» con los extrabajadores de la extinta factoría de Delphi de Puerto Real tras el encierro que cuatro de ellos, en representación de los cuatro sindicatos inmersos en el conflicto protagonizaron el lunes en la delegación del Gobierno de la Junta. Cárdenas apuesta por «dar un paso más» en este proceso de diálogo con los extrabajadores. Defendió las movilizaciones de estos y otros trabajadores como un elemento «clave» porque, según destacó, el colectivo «tiene todo el derecho a manifestarse y a defender lo que ellos entienden como una causa justa» mientras que la administración debe de actuar «con serenidad y con cautela».
La Voz
Anuncios