DHC_EntrdaLos representantes sindicales del colectivo de afectados por el cierre de Delphi reclaman que los administradores concursales designados por el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Cádiz no acaben por “desmantelar” la antigua factoría debido a las “presiones” que estarían recibiendo de los acreedores para que culmine el concurso y puedan “cobrar”. 

Según han indicado fuentes sindicales, “ya no hay demasiada liquidez” y temen que los administradores concursales recurran a “desmantelar” la antigua planta para “estirar” el proceso en el tiempo y “se acabe quedando esto como un solar, perdiendo los terrenos y las instalaciones el valor que hoy tienen” y las “ventajas” que presentan para la posible ubicación de nuevas empresas. 

Asimismo, las mismas fuentes han criticado el “nulo interés real” demostrado por la Junta de Andalucía en relación a la posible adquisición de los terrenos, asegurando que no habría realizado “gestión alguna, si quiera por saber cómo exactamente se podría llevar a cabo”. 

Según indican los cuatro sindicatos inmersos en el conflicto en un comunicado conjunto –CCOO, UGT, CGT y USO–, la administración concursal les ha expuesto que a día de hoy “no existe ninguna oferta por los terrenos de la factoría” y que el fondo para el mantenimiento de los mismos “se está agotando”, puesto que se tiene que hacer frente a los gastos de mantenimiento y seguridad, por lo que “se está sopesando el desmantelamiento selectivo de la factoría”. 

Debido a ello, “en breve” comenzarían a valorar las distintas ofertas para el desmontaje de las instalaciones. La venta de la chatarra resultante, junto con el cobre del sistema eléctrico, servirán para seguir sufragando el mencionado coste.


PETICIONES A VALDERAS 

Por otra parte, un centenar de afectados por el cierre de Delphi se desplazó en la tarde de este lunes hasta Conil de la Frontera, donde el vicepresidente de la Junta de Andalucía y coordinador general de IULV-CA, Diego Valderas, tenía previsto un acto. 

Al término del mismo, Valderas recibió a representantes del colectivo, a quienes aseguró que intentará “unir fuerzas” con los máximos dirigentes regionales de CCOO y de UGT para “presionar” a sus socios de gobierno y lograr, al fin, una “solución definitiva y global” para este conflicto. 

Los afectados esperan que “cumpla” y cierre una reunión “con el consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Antonio Ávila, o con el propio presidente Griñán”, exigiendo que “no sea otra reunión vacía, sino con propuestas concretas encima de la mesa” que permitan poner el punto y final a este asunto. 

eplogo

Anuncios