IMG-20130515-WA0001Los extrabajadores de Delphi han mantenido esta mañana una asamblea en la caseta municipal de Puerto Real donde han fijado nuevas acciones a seguir para que la Junta convoque una reunión de urgencia que tienda a solucionar el conflicto que vive este colectivo desde el cierre de la factoría en febrero de 2007.

La reunión ha transcurrido en un ambiente de crispación e indignacion. El medio millar de trabajadores de la antigua Delphi que aún sigue sin recolocar exige a la administración que cumpla con los compromisos firmados en el protocolo de julio de 2007 mediante el cual la Junta se comprometía a sufragar su formación y además garantizaba la recolocación de todos ellos. Finalmente el Gobierno regional dio por concluido este acuerdo de forma unilateral en septiembre de 2012 alegando que no tenía más dinero para mantener es compromiso.

La situación de estos extrabajadores es crítica y esta mañana se ha hecho aún mas patente. De la convocatoria ha salido un nuevo calendario de movilizaciones en la misma línea de las que siguen desde hace seis meses. Así una de las opciones que se barajan es una protesta en Sevilla la semana que viene ante el Parlamento Andaluz o ante la consejería de Empleo. Igualmente continuarán con sus manifestaciones sorpresa y presencia en todos los actos públicos que desarrollen tanto políticos del PSOE de la provincia como miembros del Gobierno regional.

Al término de la reunión se ha decidido un encierro en la delegación provincial de Empleo. Los ochos portavoces sindicales del colectivo han ocupado durante varias horas la sala de reuniones del despacho de la delegada Ágeles Ortiz. No es la primera vez que los exDelphis ocupan instalaciones en Cádiz de la Junta. A finales del pasado enero se hicieron fuertes en el despacho del delegado del Gobierno, Fernando López Gil, en la Plaza de España. En esa ocasión, tras permanecer varias horas, optaron por un desalojo pacífico antes de la intervención de los equipos antidisturbios.

Según han indicado a Europa Press fuentes sindicales, han decidido abandonar el encierro tras recibir una llamada del delegado de la Junta en Cádiz, Fernando López Gil, informándoles de que serán recibidos el próximo martes.

Los representantes del colectivo confían en que, después de “tanto tiempo” con esta reivindicación, la citad reunión cuente con la asistencia del consejero del ramo, Antonio Ávila.

Recuerdan que el objetivo del encierro era exigir la convocatoria “urgente” de la comisión de seguimiento de los asuntos de Delphi, que consideran “vital” para un colectivo que suma casos “verdaderamente dramáticos” después de seis años esperando una solución. Insisten en que la Junta “tiene que cumplir sus compromisos” y dar una “salida global y definitiva” a este conflicto.

La Voz

Anuncios