Cartuja innvUn decreto aprobará a final de mes estas medidas, entre las que está la “redefinición” de las Atipe Unas 200 personas viajaron hasta Sevilla

Los extrabajadores de Delphi encontraron ayer en Sevilla una nueva propuesta de la Junta de Andalucía para, como ellos reclamaban, contar al menos con una ayuda que no los deje sin nada. Eso sí, será un tipo de ayuda sin carácter exclusivo, a nivel andaluz, y después de que la Administración les dejara claro ayer que se acabaron las ayudas individuales como hasta ahora.

Esas ayudas se aplicarían a raíz de la elaboración de un decreto que se aprobará a final de mes. Ese decreto (que incluirá además otras facetas como la puesta en marcha del bono joven, medidas para los autónomos y de economía social), propondrá la adopción de medidas de atención preferente para personas con más de 45 años, sin ningún tipo de prestación, procedentes de Expedientes de Regulación de Empleo (EREs) del sector industrial de toda Andalucía. Ahí tendrían cabida los ex Delphi, pero también otros.

En este sentido, se daría prioridad a estos colectivos a la hora de la implantación de empresas que lleguen a la “ventanilla única” de la Junta en Sevilla y que soliciten incentivos para ubicarse en Andalucía.

El segundo aspecto que podría beneficiar a los ex Delphi es la apuesta de la Junta, dentro del mismo decreto, por una vieja iniciativa no exenta de polémica: las Actuaciones Territoriales Integrales Preferentes para el Empleo, las Atipe. La intención de la Administración es “redefinirlas” y ponerlas de nuevo en el mercado en aquellas zonas, como la Bahía de Cádiz, que viven una situación extrema. De esta manera, se plantearán apoyos específicos a este colectivo siempre vinculados a proyectos industriales que pudieran llegar.

La reunión de la comisión de seguimiento comenzó a las siete de la tarde en la sede de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo. Junto a los representantes de los cuatro sindicatos de Delphi (CCOO, UGT, CGT y USO) viajaron hasta la capital hispalense unos 200 exempleados de la factoría que cerró en Puerto Real, para plasmar su descontento con la situación que ha llevado, seis años después del cierre, a que más de 500 personas aún no hayan sido recolocados. Y más, como expresaron días antes los representantes sindicales, cuando a muchos se les ha acabado el paro e incluso ven peligrar sus viviendas al carecer de recursos económicos.

Todos estos argumentos fueron puestos sobre la mesa ayer por los sindicatos. Enfrente, la Junta desplegó a todo un abanico de representantes con el objetivo, indicaron fuentes de la Administración, de mostrar que la Junta está dispuesta a seguir ayudando a este colectivo desde todos sus flancos.

Por eso, la intención de la Junta de dar una salida a los ex Delphi, pero en un sentido más amplio (no tan específico como el plasmado en el protocolo de 2007) se escenificó ayer con la representación enviada a la comisión. Estaban el viceconsejero de Empleo, Luis Nieto; el secretario general de Empleo, Antonio González; el secretario general de Innovación, Vicente Fernández; el director general de Relaciones Laborales, Javier Castro; la directora general de Autónomos y responsable de la Red Andalucía Emprende, Vanessa Bernard; la delegada territorial de Economía y Empleo, Angelines Ortiz; y la secretaria de la Agencia IDEA en Cádiz, Rosa Mellado.

Esta fue la propuesta inicial de la Junta. Al cierre de esta edición, pasadas las doce de la noche, nada se sabía de la discusión aunque la reunión estaba a punto de finalizar. Tampoco adelantaron alguna posición los representantes sindicales presentes. Antes de empezar la comisión de seguimiento, sí explicaron que serían asuntos de vital importancia darle una salida a los terrenos de la factoría y, además, lograr algún tipo de ayuda económica.

Diariodecadiz

Anuncios