S_AtºLos afectados por el cierre de la empresa han realizado pintadas en las sedes de los partidos del bipartito andaluz. El colectivo increpó al parlamentario de IU, Ignacio García, a las puertas de los estudios de la televisión local Onda Cádiz

Lo avisaron. Los extrabajadores han tardado varios días en reaccionar al portazo que les dio la Junta la semana pasada. Ayer, tras cuatro días de reflexión, se hacían notar. El primero en soportar la presión de los antiguos trabajadores de la multinacional americana fue el vicepresidente del Parlamento andaluz, Ignacio García, a su llegada a los estudios de Onda Cádiz. Los exDelphi le echaron en cara a García que no mediara con el PSOE para zanjar de una vez por todas el conflicto laboral.

El miércoles de la semana pasada, tras nueve meses de lucha, los representantes del colectivo se sentaban con miembros de la Consejería de Empleo para intentar buscar soluciones para los 600 trabajadores que quedaban sin recolocar. Cinco largas horas en la sala de juntas de la Consejería en Sevilla que no sirvieron para nada. Posturas encontradas y poca disposición del Gobierno andaluz por cumplir el protocolo de medidas sociolaborales que firmó en julio de 2007.

Los afectados por el cierre, que llevan seis años esperando una salida digna. Se sienten defraudados por Izquierda Unida y PSOE. Abandonados a su suerte, ya no quieren promesas, esperan hechos y van a presionar constantemente para que la Junta cumpla aquello que prometió. Desde la incendiaria asamblea en la que prometieron actuaciones sorpresa contra las sedes y los miembros de ambos partidos no había ocurrido nada. Ayer un grupo de trabajadores cogía por sorpresa al parlamentario Ignacio García, le increparon acusándole de “engaño” y “utilización partidista”, llegaron incluso a lanzar un huevo con pintura que finalmente no impactó en el cuerpo del político de Izquierda Unida. “Antes de las elecciones os llevasteis los votos nuestros y de nuestras familias y nos habéis dejado tirados”, “si el PP estuviera gobernando hoy estarías aquí de nuestro lado”, “habéis cambiado los ideales por un sueldo y un coche oficial”, estas eran algunas de las frases que lanzaron los afectados, antes de proceder a insultar a García.

Acto seguido las sedes del PSOE de San Fernando, Puerto Real y Cádiz amanecían con nuevas pintadas alusivas a lo que consideran una “traición” de los socialistas. El local de Izquierda Unida en Cádiz sufría los mismos daños.

En Puerto Real la recién pintada fachada de la Casa del Pueblo se ha convertido, en cuestión de minutos, en una diana donde los ExDelphi han dejado la huella de su ira.

Se avecinan tiempos duros para el colectivo, la reducción de las prestaciones y las ayudas sociales hacen que una treintena de familias subsistan gracias a las aportaciones de los propios compañeros. Los sindicatos están ultimando una marcha a pié para los días 26, 27 y 28 de junio que finalizará a las puertas de la Delegación de Empleo.

Independiente Cadiz

Anuncios