DSC_0083El colectivo asegura que el coste de su formación desde 2007, sin contar las prejubilaciones, no llegó a 57 millones

La situación del colectivo Delphi está llamada a vivir un nuevo capítulo. Si el pasado viernes, el presidente de los empresarios gaditanos, Javier Sánchez Rojas, insinuaba no entender por qué los afectados no habían acudido aún a los tribunales, ayer lo confirmaba el portavoz de UGT en Delphi, Antonio Montoro. El sindicato ya está estudiando con sus servicios jurídicos demandar a la Junta en los tribunales por incumplimiento del protocolo suscrito en 2007.

Montoro aseguró que no van a desistir hasta conseguir una solución a los aproximadamente 500 ex empleados de la multinacional que siguen sin solución. Pero, además, ofreció los datos que los portavoces sindicales de este colectivo manejan acerca de cuál fue el coste económico de su formación y mantenimiento a lo largo de estos años. Más