DHC_22072013001

El gabinete jurídico de la Junta y la Abogacía del Estado analizan si la propuesta es viable

Desde primera hora de la mañana, un centenar de ex trabajadores de Delphi hacía acto de presencia junto a la Zona Franca de Cádiz. Sabían que el de ayer iba a ser también un día clave en su futuro porque la Junta de Andalucía, a través de la consejera de Presidencia e Igualdad y  vicepresidenta del Consorcio, Susana Díaz, iba a plantear ya con una propuesta en firme que Las Aletas comprase el suelo de Delphi y, por tanto, una de las principales piezas de las que depende su futuro, quedase despejada.

Susana Díaz así lo hizo, pero la respuesta que encontró en su presidenta en Las Aletas, la representante del Estado, Pilar Platero, tuvo una doble lectura. Por un lado, no dijo que no a la idea pero, por otro, dejó claro que con ella como presidenta, ningún paso que se dé en este proyecto volverá a quedar sujeto a varapalos judiciales.

De ahí que fuera la propia Susana Díaz quien explicara lo sucedido en este sentido. “Hay algunos matices jurídicos que suscitan interrogantes a los representantes del Estado, por lo que se ha encomendado al gabinete jurídico de la Junta y a la Abogacía del Estado que eleven un informe sobre la viabilidad jurídica o no de ese planteamiento”.

Entretanto, los extrabajadores de Delphi continuaban en las inmediaciones de la Zona Franca mostrando carteles alusivos a su situación, demandando una solución inmediata para el colectivo e increpando a los dirigentes políticos presentes (aunque no visibles) especialmente del PSOE.

Una vez finalizada la reunión del consejo rector de Las Aletas, Susana Díaz, tal y como se comprometió con los representantes sindicales de Delphi, mantuvo una breve reunión con ellos en un edificio anexo. A él acudió un miembro de cada sindicato (CCOO, UGT, CGT y USO). A su término, ya en rueda de prensa, la consejera de Presidencia de la Junta se limitó a comentar que los representantes del colectivo le ha expuesto “algunas demandas” que ella trasladará al consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, Antonio Ávila, que es “el competente del ramo”.  No quiso ahondar en esas propuestas.

Quienes sí lo hicieron después fueron los sindicatos. Detallaron que el principal asunto sobre la mesa fue, como era de esperar, la compra de los terrenos por parte de Las Aletas. En este sentido, Susana Díaz reiteró que la intención de la Junta es apostar por dicha opción, salvo que los servicios jurídicos de ambas administraciones no lo vean claro.

En este sentido, hay que recordar que esta operación, tal y como la plantea la Junta, es que Las Aletas adquiera los terrenos, valorados en unos 14 millones de euros, con el dinero en caja del consorcio. Al respecto, desde el PP ya han reiterado en numerosas ocasiones que la Administración andaluza deberá abonar la parte que le corresponde, estimada en alrededor de 70 millones de euros. De hacerse efectiva la compra, la intención de la Junta es que esos suelos no formen parte del Consorcio, sino que se incorporen al parque Tecnobahía, es decir, a la Agencia Idea (Consejería de Innovación). Todos estos aspectos tendrán que pasar el filtro de los equipos jurídicos.

Por otra parte, los portavoces sindicales de Delphi pusieron ayer en la mesa otros asuntos de importancia. Uno de ellos, arbitrar un nuevo plan de choque que logre paliar la situación en la que se encuentran los 600 extrabajadores aún sin recolocar. “No puede ser que la Junta dé por finalizado el protocolo de forma unilateral y deje a tanta gente sin solución, muchos ya en comedores sociales, otros pendientes de que les quiten sus casas, cuando hay muchos compañeros prejubilados cobrando un sueldo en condiciones”.

Por otra parte, los sindicatos reiteraron a Susana Díaz que, independientemente de que se siga negociando, esta semana tendrán elaborado el borrador de la denuncia que tienen intención de interponer contra la Junta de Andalucía por incumplimiento del protocolo.

Diariodecadiz
Anuncios