30042013102

Los cuatro sindicatos inmersos en el conflicto entienden que no hay “voluntad política” para buscar soluciones “reales” para este colectivo

Los cuatro sindicatos inmersos en el conflicto abierto tras el cierre de Delphi –CCOO, UGT, CGT y USO– han mantenido este lunes una reunión para diseñar un nuevo calendario de movilizaciones ante lo que entienden como una “falta absoluta de voluntad política” para buscar soluciones “reales” para este colectivo.

En declaraciones a Europa Press, el portavoz de USO en este conflicto, Miguel Paramio, ha explicado que con las nuevas protestas de esta semana pretenden hacer visible su “malestar” ante el hecho de que las distintas administraciones y partidos políticos “no dudan en hacernos promesas cuando tienen algún tipo de interés”, pero a la hora de la verdad les dejan “sistemáticamente tirados”.

En este sentido, recuerda que aún están esperando a que el nuevo consejero de Presidencia, el gaditano Manuel Jiménez Barrios, les cite a una “muchas veces prometida” reunión. De igual forma, reprochan al PP que, tras prometerles la presentación en el Parlamento andaluz de proposiciones no de Ley y reuniones para analizar posibles salidas, “ahora pasa olímpicamente de nosotros y no atiende ni a las llamadas, ni a los mails que enviamos”.

Ante esta situación, el colectivo de afectados por el cierre de Delphi está “totalmente indignado”, ya que llevan “más de seis años esperando una solución que nunca llega”, siendo la situación de la mayoría de afectados “absolutamente desesperada, al borde de la exclusión social”.

Recuerda que el colectivo ha venido planteando posibles alternativas que “lamentablemente no son tenidas en cuenta por quienes tienen en su mano la solución, que incomprensiblemente parecen empeñados en querer eternizar el problema”.

En este punto, Paramio ha aludido a la última propuesta lanzada por el colectivo tras conocer que el Ministerio de Hacienda ha suspendido una subvención de 4,18 millones de euros concedida a Delphi en 2003 por incumplir las condiciones establecidas para su disfrute.

Proponían a dicho Ministerio que, mientras pleitea con la compañía para que la devolución se haga efectiva, adelante dicha cantidad para que pueda emplearse en la búsqueda de soluciones para el colectivo. Los afectados por el cierre quieren analizar esta y otras alternativas con los representantes de la Junta y también del PP para que hagan, en su caso, las gestiones correspondientes ante el Gobierno central, aunque “todos se están haciendo los huidizos”, censura.

eplogo

 

Anuncios