EXDhLa Administración suspendió los abonos al entender que no pertenecían a plantilla, pero en julio el juez dio la razón a uno de ellos

Alfonso y José María son dos ExDelphi prejubilados. Al menos así lo creían hasta hace dos años, cuando la Junta de Andalucía determinó que no tenían derecho a cobrar esa prestación al no estar clara su relación laboral con la antigua fábrica.

La sorpresa de ambos fue mayúscula, además de por dudar de su pasado laboral, por el hecho de que de inmediato dejaron de cobrar. En noviembre habrán pasado dos años justos.

Ayer, recién llegado a la sede de la Consejería, Alfonso  recordaba que “la Junta, con todo lo que se lió con los ERE falsos, nos dio a entender que no teníamos derecho a la prejubilación porque no pertenecíamos a Delphi”. Sin embargo, Alfonso decidió recurrir a la Justicia.

“El pasado 8 de julio, la sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJA determinó a mi favor, diciendo que como consta en mi vida laboral, yo he sido trabajador de Delphi 25 años y por tanto tengo derecho a mi prejubilación, y es lo que quiero”, explicó.

Este antiguo trabajador de la fábrica de Puerto Real, de 55 años de edad y natural de Jerez, debía haber cobrado 1.800 euros al mes. “No le pienso perdonar a la Junta ni un euro, le voy a pedir intereses y daños y perjuicios por que, ¿cómo se valora la depresión que tengo y lo que he pasado yo y mi familia?”, se preguntó. Además, insistió en que “no me han quitado mi casa gracias a mi familia, y lo que quiero es que la Junta me empiece a pagar ya y acabar con esta tortura”.

Tanto Alfonso como José María aseguraban ayer que no se moverán de la Consejería hasta no obtener el dinero que se les debe. “He ido esta mañana a la iglesia para ver si la justicia divina me ayuda, porque de la otra justicia se ríen los políticos cada día”, se lamentó Alfonso.

El caso de José María es distinto. Recordó ayer que “no fui a los tribunales porque un antiguo responsable de la Consejería me dijo que estaba todo solucionado. Incluso acudí al Defensor del Pueblo andaluz que me dijo que, efectivamente, la Junta reconocía que el error estaba aclarado, pero que no tenían dinero para pagarnos”.

En su caso, el mes que viene cumplirá 55 años y en noviembre también hará dos años desde que recibió la última nómina. Es de El Puerto y, como su compañero, asegura que no dejarán la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo en Sevilla hasta que les paguen.

Por último, insisten ambos en un llamamiento: “El problema de Delphi se tiene que acabar ya”.

Diariodecadiz

Anuncios