delphi--647x231El colectivo agota la próxima semana el subsidio de paro de 600 euros que ha cobrado durante el último año

El subsidio de paro se acaba este mismo mes para los exdelphi. El colectivo agotará el próximo día 10 la única prestación social que les permitía un ingreso puntual. No hay más plazos ni tampoco posibilidad de prorrogar esta ayuda pública. La situación se complica para los 600 extrabajadores de la antigua fábrica de Puerto Real que siguen sin recolocar. Los portavoces de la plantilla han convocado para mañana a primera hora una asamblea con el ánimo de informar sobre la denuncia que interpondrán el próximo lunes contra la Junta por incumplir los acuerdos suscritos en el protocolo de julio de 2007 tras el cierre de la planta.

El colectivo se queda sin ningún tipo de ingresos a la espera ‘in extremis’ de que la Administración resuelva las solicitudes que ya se están cursando para percibir la ayuda familiar de 425 euros. Sin embargo, no todos pueden ser perceptores de este complemento, ya que su asignación está en función de las cargas familiares.

El conflicto entre los exdelphi y la Junta subió de tono cuando el Gobierno regional anunció en 2010 el final de la formación retribuida. La Administración autonómica rompía de esta forma el convenio firmado con el colectivo mediante el cual se comprometía a sufragar con un sueldo sus cursos formativos hasta su recolocación. La Junta tomó entonces esta decisión ante la imposibilidad de destinar más fondos públicos para el conflicto de Delphi. La Consejería de Empleo reconoció que la crisis había dejado mermadas las arcas públicas y no había más partidas económicas para esta causa. Las movilizaciones de los extrabajadores consiguieron alargar la agonía un año más. Así en 2011 se dio por finalizada la prestación de los cursos y ahora culmina el último coletazo del subsidio por desempleo.

La situación del colectivo es agónica. Reclaman que la Junta cumpla con lo pactado y arbitre una solución o, por lo menos, ofrezca alternativas al conflicto de Delphi. El cierre dejó en la calle a 1.904 personas, de los que 646 lograron la prejubilación entre 2007 y 2010, mientras que 250 optaron por abandonar el denominado tratamiento singular y cobrar su indemnización. La Junta logró recolocar, por un lado, a 350 en Alestis y, por otro, a 100 en Gadir, con el agravante de que esta empresa de paneles fotovoltaicos cerró hace dos años y los volvió a dejar en la calle. El proceso ha seguido enquistado hasta nuestras fechas sin posibilidad de recolocar al excedente. Así, el número de afectados asciende a 532 a los que hay que sumar a los despedidos de Gadir Solar, que reclaman su inclusión de nuevo en el tratamiento especial.

El colectivo de parados de Delphi forma parte de un contingente de difícil recolocación, con una media de edad entre 45 y 50 años. Sus reivindicaciones han sido cada vez más notables en la calle. A primeros de año varios de sus representantes se encerraron en el despacho del delegado del Gobierno de la Junta en Cádiz y, desde entonces, han sido contantes sus manifestaciones. Anuncian que plantarán cara en la calle «hasta que la Junta se venga a razones y negocie».

Debatirán mañana en asamblea la denuncia que elevarán el lunes contra la Junta por incumplir el Protocolo

La Voz

 

Anuncios