E. Sindicatos CadizEl sindicato sí dará cobertura a los casos individuales que crean vulnerados sus derechos

El sindicato CCOO no apoyará la presentación de una demanda conjunta de las cuatro formaciones sindicales de Delphi (además, UGT, CGT y USO) contra la Junta de Andalucía por agravio comparativo, como vienen anunciado los portavoces de este colectivo.

El secretario de Industria de CCOO-Cádiz, Jesús Serrano, explicó ayer a este periódico (antes de que hoy se reúnan los cuatro sindicatos con sus respectivos abogados para abordar el asunto) que no están en contra del fondo del asunto, “pero creemos que el juez no puede ser el que determine los cambios que hayan podido producirse en la situación actual y que afecten al protocolo de colaboración. Dicho de otro modo: si la situación ha cambiado con respecto a cuando cerró la fábrica, quien tiene que adaptar el protocolo a la realidad es la Junta, no el juez”.

Por eso, Serrano dejó claro que si algún ex trabajador de Delphi considera vulnerados sus derechos en este sentido, “CCOO lo apoyará si desea presentar una demanda individual, pero no creemos que una colectiva sea el camino. No creemos que judicializar el conflicto sea lo más adecuado”. Al respecto, añadió que “la gente tiene que seguir movilizándose, seguir en la calle para reclamar lo firmado”.

Por otra parte, unos 200 ex empleados de la multinacional secundaron ayer una protesta en la capital gaditana, justo el día en el que agotaban todas las prestaciones. Según avanzaron fuentes sindicales, van a solicitar formalmente a la Junta de Andalucía una nueva reunión de la comisión de seguimiento de los asuntos de Delphi con la esperanza de que el nuevo consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Sánchez Maldonado, tenga “más vergüenza que sus antecesores” y “haga algo realmente por dar soluciones al colectivo”.

Explicaron que hicieron coincidir la protesta de ayer con unas jornadas en las que participaban representantes de la Junta en la capital gaditana, para recordarles que están “pendientes” de que se celebre la reunión a la que “se comprometió” con ellos el consejero de la Presidencia, Manuel Jiménez Barrios. Criticaron que representantes de la Administración autonómica en la provincia “insistan en el discurso de que Delphi ha costado mucho dinero” con la intención de “echarnos a la gente encima”. A este respecto, aclararon que “si el conflicto de Delphi ha costado mucho dinero es porque ellos no han sabido gestionarlo bien” y consideran un “descaro absoluto que alguien de la Junta se atreva a decir eso cuando se está demostrando que han robado 600 millones de euros de los ERE, del Bahía Competitiva y quién sabe qué más”.

Por su parte, la viceconsejera de la Presidencia, María Felicidad Montero, respondió ayer que los extrabajadores de Delphi han tenido hasta ahora una “gran atención” por parte de la Junta, que sigue siendo “sensible” a ellos y, por tanto, “se intentará ayudar en lo que se pueda”. Montero destacó la atención a este colectivo y la “gran apuesta en ayudas, prejubilaciones y formación” que se ha hecho por parte de la Junta. Reconoció que quedan “algunos trabajadores” que no están recolocados con los que la Junta es “sensible” y a los que tratará de ayudar.

Por último, el delegado de la Junta en Cádiz, Fernando López Gil, manifestó que entienden la “frustración” de los ex de Delphi, aunque no compartan ni entiendan algunas de sus manifestaciones. Aseguró que “siempre hemos estado a su lado” desde que cerró su empresa, que recordó que es “privada”, habiendo recibido “unas ayudas que ninguna empresa de Andalucía ha tenido”.

Diariodecadiz

Anuncios