Subdelegado  Gobierno en Cádiz, Javier de TorreEl subdelegado del Gobierno en Cádiz, Javier de Torre, ha informado de que se está tratando de identificar a los participantes en la concentración de ExDelphi celebrada este lunes en Chiclana (Cádiz) para increpar al diputado socialista y expresidente de la Junta, Manuel Chaves, “por si fuese posible iniciar procedimientos sancionadores”, subrayando que es el mismo trámite que se realiza con todas aquellas manifestaciones y concentraciones que no son comunicadas y autorizadas previamente, como fue el caso.

En rueda de prensa, De Torre ha expresado su “condena” a la actuación de los participantes en dicha concentración, señalando que no hay “ningún tipo de justificación para las alteraciones del orden público”. Así, tras indicar que no comparte “la forma de protestar de muchos colectivos”, ha instado a los ex de Delphi a que hagan sus reivindicaciones “por otras vías”.

Igualmente, ha hecho un llamamiento a la Junta de Andalucía para que “reabra las vías de diálogo que tiene interrumpidas en cumplimiento de las promesas que hicieron a este colectivo”. Pide a ambas partes que “se sienten y vuelvan a dialogar”, apostillando que, a su modo de ver, la Junta “no parece tener en sus propósitos esa intención de sentarse y dialogar”.

En cualquier caso, entiende que el Gobierno andaluz tiene que “responder a las promesas que se hicieron y dar a estos señores la solución que decían tener al conflicto”. Así, ha insistido en pedir que “no se altere el orden público y se intente llevar esto a las vías de diálogo”.

A preguntas de los periodistas, ha destacado el “alto coste” que suponen los despliegues policiales para atender a las distintas movilizaciones que se plantean en la provincia, calculando una media de “entre 50 y 60 semanales”. Y es que, según destaca, la labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) es “estar ahí donde pueda haber cualquier tipo de incidencia y atender a cualquier desorden público”, sea en manifestaciones comunicadas o no comunicadas.

Finalmente, ha indicado que la propia delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, habló este lunes personalmente con Manuel Chaves para transmitirle “la tranquilidad que necesitaba” y garantizarle que, “ante los nervios de estos señores” –por los ExDelphi–, había un dispositivo para “proteger su salida” del establecimiento en el que se encontraba en Chiclana.

eplogo

Anuncios