factoria Delphi2El coste anual por mantenerla en pie es de 300.000 euros Ya han recibido a varias empresas interesadas en la demolición

Los representantes sindicales del colectivo Delphi mantuvieron en la mañana de ayer una reunión con los administradores concursales de la antigua fábrica. Según explicaron después los portavoces de estos sindicatos, los responsables de la Administración concursal admitieron que en sus planes está el derribo y desmantelamiento de las instalaciones de Puerto Real “siempre que necesite de la obtención de liquidez para el concurso de acreedores”.

Sin embargo, los administradores no actuarán con la inmediatez que temían los sindicatos “al haber recibido el cobro de la devolución de IVA por parte de Hacienda”.

Además, los responsables concursales de la factoría explicaron a los portavoces sindicales que no se derribará la factoría si llega alguna oferta en breve plazo de tiempo y que sea capaz de abonar el precio que se estima valen los terrenos: 12 millones de euros. No obstante, añadieron los sindicatos, “los administradores estarían dispuestos a escuchar ofertas por debajo de esa cifra”.

La opción de desmantelar la antigua Delphi se debe, fundamentalmente, a que “los costes que representan el mantenimiento de las instalaciones, como el IBI, seguridad y electricidad, son de alrededor de 300.000 euros anuales”, añadieron los portavoces, a pesar de que “se ha reducido el término de consumo eléctrico en un tercio, al igual que se ha dado de baja el consumo de agua, manteniendo a un único trabajador que supervisa tanto la seguridad a través de circuito de cámaras, como el mantenimiento de la instalación eléctrica, contra incendios, bombas, etc”.

En este sentido, los administradores concursales comunicaron a los representantes sindicales que ya han recibido ofertas de varias empresas interesadas en la realización de ese desempeño, “ya que el desmantelamiento liberaría de cargas sobre el IBI y demás costes de mantenimiento”, explicaron.

Por su parte, los representantes del colectivo Delphi expusieron al término de la reunión que “evidentemente, si la fábrica se tira será con los que quedemos dentro, porque es el símbolo de la lucha obrera y además son parte de los activos a los que renunciamos cuando cerró”, indicaron. En este punto, recordaron que, en función de la indemnización que cada uno recibió de Delphi, se renunció a un porcentaje de dicha cantidad “para que la Junta pusiese los activos a disposición de nuevas empresas que generasen empleo, así que eso no se puede tirar sin más”.

Además, para hablar de todos estos asuntos, los sindicatos registraron ayer mismo una solicitud de reunión con la titular del Juzgado de lo Mercantil.

Diariodecadiz

Anuncios