Encierro 4El colectivo de extrabajadores de Delphi que aún está pendiente de recolocación por parte de la Junta de Andalucía cumplió ayer 16 días de encierro en el edificio de los sindicatos de Cádiz. A las puertas del edificio se suceden las pancartas alusivas a su situación y que reivindican una solución a este conflicto laboral que dura ya siete años.

Fran Carretero y Antonio Real forman parte de este colectivo. Uno de ellos porta un megáfono con el que reproduce parte del discurso que ofreció en Sevilla, poco antes de las Elecciones Generales de 2008, José Luis Rodríguez Zapatero. En él les pide “confianza” en el PSOE y les prometió que “no os dejaremos tirado”. “¡Qué poca vergüenza!”, exclama uno de los presentes.

Sobre su situación actual, señalan que “los días los estamos pasando entre compañeros y con la esperanza siempre presente y bien alta”, señala Fran Carretero para afirmar que “estamos ahora mucho mejor que antes de iniciar este encierro reivindicativo porque no encauzábamos nuestras fuerzas. Ahora estamos aquí todos los compañeros, estamos unidos, estamos apoyándonos unos a otros, y la verdad es que la moral está alta y con esperanzas de que se cumpla nuestra principal reivindicación que no es otra que se cumpla el Protocolo firmado con la Junta de Andalucía”.

Desde octubre, miembros de este colectivo de extrabajadores de Delphi lo están pasando realmente mal, algunos sobreviven con la ayuda familiar y otros sin ni siquiera eso. “Los que tenemos cargas familiares estamos con la ayuda de 426 euros, pero hemos estado un mes sin nada, del mes del paro hasta el mes que nos ingresaron la ayuda. Otros compañeros no cuentan ni con esta ayuda porque no cumplen con los requisitos y están sin nada”, señala Fran Carretero para añadir que entre los miembros del colectivo que aún queda por recolocar arrecian “problemas de desahucios, problemas para comer todos los días, y es que las necesidades básicas no están cubiertas y muchos estamos sobreviviendo gracias a la solidaridad de otros compañeros y de nuestras propias familias”

Antonio Real quiere insistir igualmente en que “aquí se ha dado solución a mil quinientos compañeros de los dos mil que nos quedamos en la calle cuando Delphi cerró. Y creo que es de sentido dar una solución a los quinientos que aún quedamos porque de lo contrario sería una aberración, un fracaso político absoluto. Y es que la Junta de Andalucía te tiene cinco años formándote para luego ¿nada? Eso no puede ser, no nos podemos quedar en la calle de esta manera, no se puede dar solución a una parte y a la otra desahuciarnos de cualquier manera”.

Y es que “ningún curso de los que nos han impartido está homologado, y ya sabemos lo que salido con Fafe y con la cantidad de empresas que se han lucrado a nuestra cosa. Y lo peor es que a nosotros nos tachan de ‘privilegiados’, pero los verdaderos privilegiados habría que buscarlos en empresas como FAFE que se llevó una gran cantidad de millones a costa de la desgracia del colectivo de Delphi”.

Sobre la reunión entre los sindicatos inmersos en el conflicto laboral y miembros del PSOE e IU que tuvo lugar ayer tarde, Fran Carretero reconoce que “ya el colectivo está harto de tantas reuniones y de tantas promesas. Esperemos que nuestros representantes sean capaces, junto con la Junta de Andalucía, darle una solución a este conflicto”.

Y es que la entrada de Izquierda Unida en el Gobierno andaluz dio esperanzas a este colectivo pero éstas, tras casi dos años, se han quedado en nada. En este sentido, señala que “esas esperanzas se han quedado en nada. Antes de entrar en el Gobierno, IU nos llamaba para participar en manifestaciones, decían que era una injusticia que no se cumpliera el protocolo, e incluso llevaron una proposición no de ley al Parlamento instando al Gobierno a que cumpliera el mismo, pero una vez que forman parte del Gobierno lo blanco se vuelve negro. Para nosotros IU ha sido un total desengaño y un fracaso total… hay que recordar que todos los compañeros y los familiares del colectivo depositamos nuestros votos para ellos porque confiábamos en que nos darían una solución si llegaban al poder. Y mira lo que ha ocurrido”.

La idea ahora es seguir con el encierro que dura ya 16 días. “Seguiremos con el encierro hasta que nos ofrezcan una solución y esta pasa porque cumplan con el protocolo. El protocolo es amplio y tiene solución para todos los compañeros y no hay que buscar alternativas al mismo porque en el protocolo está la solución”.

Por último, quieren dejar claro que “el encierro en el edificio de los sindicatos no es un acto para ir en contra de los sindicatos que nos representan, en absoluto esa es nuestra intención. El encierro no es más que el fruto de la desesperación de un grupo de personas que estamos pasando hambre, que estamos pasando mucha miseria, que ya no podemos estar en casa. El hecho de estar encerrados aquí es para poder estar todos juntos y poder afrontar los problemas lo más unidos posible”.

Andalucia Informacion

Anuncios