Control_00El portavoz de UGT en el conflicto de Delphi, Antonio Montoro, aseguró ayer en su calidad de miembro de la ejecutiva andaluza del Metal en ese sindicato, que “no vamos a permitir que quiten el valor que tienen las naves de la fábrica; lo vamos a impedir por todos los medios”.

Montoro respondía así a la declaración de intenciones mostrada por los administradores concursales tras su reciente reunión con los cuatro sindicatos. En ese encuentro, transmitieron que no derribarían la fábrica, según expresaron los representantes sindicales, “porque han visto que en el protocolo firmado se dice que las naves tienen que ser cedidas en su actual estado a la Junta de Andalucía”. No obstante, sí argumentaron que, si la falta de liquidez les obliga, venderían los elementos interiores de las naves para tal fin.

Al respecto, Montoro explicó ayer que “maquinaria no pueden vender porque ya no hay; lo único que hay con valor son los embarrados de cobre donde están todas las conexiones para la maquinaria, todos los techos están llenos de esas conducciones y si venden eso, las naves en sí no tienen valor alguno, ese es su verdadero valor”. Hay que recordar que, anualmente, el coste de mantenimiento de las instalaciones de Delphi suponen un gasto a los administradores de unos 300.000 euros.

Diariodecadiz

Anuncios