PatioCinco empresas han presentado ya ofertas y la jueza de lo Mercantil tendrá que decidir en un mes

Los administradores concursales de Delphi ya cuentan con cinco ofertas en firme de otras tantas empresas para proceder al derribo de la antigua fábrica de Delphi. Así lo confirmó ayer a este periódico el representante de UGT en la comisión de seguimiento, Antonio Montoro, tras mantener una reunión con los representantes concursales.

Montoro dio detalles de esas ofertas. En concreto, aunque no ha trascendido el nombre de ninguna de las empresas, cuatro de ellas ya están en manos de los administradores, que esperaban recibir ayer la quinta. Todas incluyen un estudio medioambiental del proceso de derribo, ya que las instalaciones de la antigua multinacional se asientan sobre una zona de marismas y la operación sería complicada, de ahí la obligación de adjuntar esa documentación.

El principal motivo por el que se habría decidido optar por el derribo es que, con él, la Administración concursal se ahorraría unos 200.000 euros anuales, según explicó Montoro. Además, añadió, las cinco ofertas presentadas arrojarían “un saldo positivo” para los gestores de Delphi.

“Partiendo de un presupuesto para el derribo de la fábrica, sólo vendiendo después la chatarra, estaría cubierto el presupuesto y sobraría dinero, que iría a la cuenta concursal”, detalló Montoro, quien matizó que “ni siquiera haría falta vender el cobre, pero claro, ya eso sería secundario”.

El portavoz sindical manifestó que uno de los principales problemas está en el pago del IBI de la fábrica, cuantificado en unos 255.000 euros anuales. Con el derribo, el pago de este impuesto se reduciría en un 50%, además de no costear el mantenimiento, estructuras, etc. que se siguen abonando actualmente.

Así, los administradores concursales, según detalló Antonio Montoro, tienen previsto presentar “la próxima semana” esas ofertas a la jueza de lo Mercantil, María del Castillo Mendaro, para que, en el plazo aproximado de un mes, tome la decisión de qué oferta es la más adecuada para la demolición.

Así, añadió Montoro, “en el plazo de un mes y medio podemos estar viendo cómo se derriba la fábrica de Delphi, si antes no se llega a un acuerdo firme y se presenta una oferta de compra de los terrenos”. En este sentido, el también miembro de la ejecutiva andaluza de MCA-UGT, aseguró que “nos vamos a oponer de toda las maneras a ese derribo, porque además no va en la línea de lo que nos transmitió la jueza en la reunión mantenida con ella recientemente”. Así, los cuatro sindicatos inmersos en el conflicto (CCOO, UGT, USO y CGT) ya han mantenido un encuentro sobre este asunto y “hemos puesto sobre la mesa las acciones que llevaremos a cabo”.

Así, Montoro lanzó un mensaje a los tres partidos políticos que conforman el arco parlamentario andaluz, PSOE, IU y PP. “Si la próxima semana no vemos indicios rotundos de que se reúnen para dar una solución definitiva a esto y evitar que se derribe la fábrica, ya no vamos a estar hablando de un encierro de compañeros en los sindicatos, vamos a ir a por protestar más contundentes, porque esos partidos son los responsables. Significaría el mayor fracaso en Andalucía en la solución a un conflicto”.

Diariodecadiz

Anuncios