delphi1La empresa realizará una inversión de «entre nueve y diez millones de euros» y generará un centenar de puestos de trabajo directos cuando esté a pleno rendimiento en 2015

La empresa Ecogades ha comprado 36.000 metros cuadrados en los antiguos terrenos de Delphi, en Puerto Real (Cádiz), para instalar un complejo medioambiental de recuperación y transformación de residuos, principalmente aceites e hidrocarburos. La idea es comenzar a funcionar en unos seis meses y generar un centenar de puestos de trabajo directos cuando esté a pleno rendimiento en 2015.

El gerente de Ecogades, Antonio Moreno, ha confirmado esta información. Según detalla, aprovecharán las antiguas instalaciones de Delphi, concretamente las que empleaba la multinacional de automoción para energía y tratamiento, que les vienen “muy bien” para su proyecto.

Esta iniciativa está impulsada por una sociedad mixta española-albanesa y supondrá una inversión de “entre nueve y diez millones de euros”. La idea es crear 100 puestos de trabajo directos que se distribuirían en cuatro turnos -tres diarios de ocho horas y uno de fin de semana-.

Explica Moreno que está “todo firmado ya” y que han gestionado el asunto directamente con la administración concursal de Delphi, ya que han preferido ir “por nuestro propio camino”, sin ayudas de las distintas administraciones.

Proyecto

Sobre el proyecto, indica que es un complejo medioambiental que trata los residuos que normalmente acaban en los vertederos y consiguen materia útil. Destaca su labor con aceites e hidrocarburos, aunque también tratan aguas y sacan aprovechamiento de residuos tóxicos, entre otras cuestiones. “Somos una versión moderna de un vertedero”, apunta el gerente.

Subraya que se trata de una infraestructura “muy importante para la zona”, no sólo por la generación de empleo y de actividad industrial que representa para la Bahía de Cádiz, sino que, por ejemplo, considera que repercutirá positivamente en los astilleros.

En este sentido, explica que Navantia no cuenta ya con la planta Delta para desgasificación y limpieza de tanques de los buques en los que van a trabajar, labores que podrá asumir su empresa permitiendo que Navantia pueda optar a más trabajos que requieran de esas cuestiones previas.

En cuanto a los plazos, indica que el proyecto se pondrá en marcha en varias fases, una primera parte que quieren tener funcionando “en cinco o seis meses” y una segunda que permitirá que a lo largo de 2015 estén “a pleno rendimiento”.

Finalmente, sobre la selección del personal, comenta que han hecho ya las primeras contrataciones y, aunque no tienen “ningún tipo de obligación” –el proyecto sale adelante sin subvenciones y compromisos con las administraciones–, su intención es “optar por personal de la antigua Delphi”

eplogo

Anuncios