Imágenes y fotos de Bruselas_04Una representación de extrabajadores de la planta de Delphi en Puerto Real ha visitado el Parlamento Europeo para exponer su crítica situación, invitados por Podemos. Más de 500 de ellos siguen sin recolocarse, pese a las promesas de la Junta, y muchos de ellos en la exclusión social. “Perdimos nuestro empleo por una deslocalización de una multinacional efectuada por la apertura de fronteras hacia nuevos países miembros que ha dejado toda la zona con un gran agujero industrial”, se expone en la carta dirigida a los europarlamentarios.

Una representación de extrabajadores de la planta de Delphi en Puerto Real, que echó el cerrojazo en 2007, dejando en la calle a cerca de 2.000 empleados, incluyendo afectados de subcontratas, ha visitado el Parlamento Europeo para exponer su crítica situación, invitados por Podemos, y concretamente por la eurodiputada gaditana Teresa Rodríguez.

“Hemos invitado a los trabajadores para visibilizar la lucha de una de las zonas con más paro de la Unión Europea, con 40-45% de paro y 50-60% de paro juvenil”, ha explicado Rodríguez en la eurocámara en la mañana del miércoles.

“Perdimos nuestro empleo por una deslocalización de una multinacional efectuada por la apertura de fronteras hacia nuevos países miembros que ha dejado toda la zona con un gran agujero industrial” han recordado estos ExDelphi en una carta dirigida a los grupos europarlamentarios.

“Esta circunstancia –relata dicha misiva- nos llevó a firmar un protocolo de colaboración con la Junta de Andalucía y refrendado por todos los partidos que conformaban el Gobierno central español, en el cual se comprometía con estos afectados en buscar una salida para cada uno de ellos, fundamentadas en el empleo y la reindustrialización de la Bahía de Cádiz; dicho protocolo se fue desarrollando a lo largo del tiempo y en la actualidad de forma unilateral la Junta se ha desvinculado del mismo, dejando a 546 afectados, muchos de ellos en la exclusión social”. Un grupo de ellos mantiene desde hace meses un encierro en el edificio de los Sindicatos de la capital gaditana.

En el año del cierre, 2007, se recibió una ayuda del fondo europeo de adaptación a la globalización para su recolocación de 10,4 millones de euros, pero después de siete años la gestión de estas ayudas “ha sido un fracaso y el cumplimento del protocolo firmado con la Junta de Andalucía con un compromiso de recolocación también”, se remarca. “En estos momentos, de las 1.900 personas que se vieron en la calle más de 500 están en la exclusión social”, denuncia Rodríguez en una nota remitida a DIARIO Bahía de Cádiz.

“La visita de los trabajadores aquí –ha criticado la eurodiputada de Podemos- le pone cara a algo que la Comisión europea llama ‘trabajadores excedentes’, como si fueran mercancía, que son las víctimas de la globalización neoliberal”. Además ha recordado que esta multinacional norteamericana se llevó 62 millones de euros en subvenciones para mantener el empleo en la Bahía de Cádiz, “y cerró en 2007 para llevarse la planta a Polonia o a Tánger”. “Es fundamental apostar por un modelo económico autosuficiente no dependiente del chantaje de las multinacionales y ser capaces de tener una economía diversificada donde tampoco se dependa del turismo y del ladrillo”, ha añadido.

“CÁDIZ ES PARTE DE EUROPA”

“Por la puerta de Cádiz se entra a Europa, Cádiz es parte de Europa y como tal pedimos medidas que no nos discriminen dando alternativa a este vacío industrial que se padece en Cádiz, que alienten la inversión y la llegada de empresas y la revitalización de sectores industriales alternativos”, han reclamado esta representación de ExDelphi en la carta enviada al europarlamento, acompañada de una propuesta de medidas a tomar en coordinación con la administración estatal y autonómica.

Entre estas medidas, se solicita: un plan de choque contra la exclusión social, y el impulso de políticas “eficaces” que permitan crear empleo en Cádiz; un mayor compromiso presupuestario de todas las administraciones exigiendo un trato prioritario para la provincia “en donde la creación de empleo sea el eje central de sus actuaciones”; medidas que permitan la revitalización del tejido industrial, y alternativas ante el cierre de empresas en la zona; instar a los partidos que conforman el Gobierno andaluz, PSOE e IU, a buscar una ley consensuada con los agentes representantes del colectivo para buscar “una salida digna” al conflicto de Delphi; y la realización de un plan que avance hacia la cohesión territorial y social de estas zonas como parte de Europa.

logoDBCdefinitivo10anos

Anuncios