DHC Campo JuntaA lo largo del mes de febrero comenzará la urbanización del terreno y la redacción del proyecto de construcción Entretanto se alquilará otro edificio para comenzar a funcionar ya…

El nuevo Centro de Fabricación Avanzada (CFA), que aglutinará a las principales empresas tractoras de la industria con le objetivo de avanzar en tecnología e investigación, será construido por la Junta de Andalucía junto a la antigua fábrica de Delphi, en Puerto Real.

Así lo confirmaron a este periódico fuentes de la Administración autonómica, que explicaron que se trata de los terrenos de propiedad de la Junta (forman parte del parque Tecnobahía) anexos a la antigua fábrica de automoción y situados prácticamente frente a la factoría de Airbus Puerto Real. Precisamente, Tecnobahía tendrá un importante papel en este proyecto como gestor de funcionamiento, mientras que la Administración se encargará de las infraestructuras.

La Junta intentó en un primer momento instalarlos en otro suelo de Puerto Real pero finalmente se desecharon, ya que eran de propiedad municipal y requerían de una modificación en el Plan General de Ordenación Urbana. Una vez decidido el emplazamiento, a lo largo del mes de febrero la intención de la Junta es poner en marcha el proceso de redacción urbanística del proyecto para construir el CFA y, al mismo tiempo, comenzar a urbanizar el terreno. Mientras se levanta el edificio, la Administración pretende que el CFA comience a funcionar desde ya. Para ello, está seleccionando un emplazamiento entre varios edificios cercanos (incluso dentro de Navantia o anexo a la factoría) para iniciar los primeros trabajos de investigación y tecnología.

Además, siguen celebrándose las reuniones del grupo de trabajo constituido para este fin y del que forman parte Navantia, Airbus, el Clúster Aeronáutico de Andalucía, la Universidad de Cádiz (UCA) o Tecnalia (conglomerado empresarial que funciona en otras partes de España con el mismo objetivo), junto a la propia Junta y la Agencia IDEA. Al respecto, las fuentes explicaron que este grupo de trabajo ya tiene perfilado el modelo de gestión de este CFA, de modo que la Administración andaluza se hará cargo de la construcción del edificio y la tecnología necesaria para ponerlo en marcha, y las empresas privadas que se instalarán funcionarán como agentes tecnológicos, investigando y desarrollando proyectos que después servirán para ponerlos en el mercado y atraer negocio a la Bahía de Cádiz. Este modelo, además, se extenderá a otros sectores en la provincia de Cádiz. Esa es al menos la intención de la Junta.

De esta manera, el proceso sigue adelante y ahora toca que las principales empresas tractoras que están presentes, como Navantia o Airbus, aprueben en sus diferentes consejos de administración su participación en este proyecto. Una vez esto quede ratificado, la Junta iniciará la construcción del espacio tecnológico y de investigación.

Los suelos donde se asentará el CFA fueron cedidos hace años por el Ayuntamiento de Puerto Real al antiguo IFA de la Junta de Andalucía (hoy Agencia IDEA), con la pretensión inicial de asentar nuevas industrias ligadas (en aquel momento) al sector de la automoción y al emergente sector aeronáutico.

Como se recordará, esta iniciativa surgió a raíz del acuerdo suscrito entre la Junta de Andalucía, la empresa tecnológica Altran, con Airbus como telón de fondo. Cuando se anunció, se explicó que en este Centro tendrían cabida tanto las empresas matrices del sector naval y aeronáutico como sus principales proveedores e industria auxiliar. Todas tendrán un espacio físico dotado con tecnología de primer nivel para investigar y crear nuevas herramientas que, o bien puedan incorporar a su cadena de producción, o incluso puedan vender a terceros. Como también se explicó entonces, las empresas privadas tendrán abonar una cuota por su estancia en el CFA, pero siempre con la ventaja de que los productos que logren podrán usarlo en su propio beneficio.

La Junta, para todo esto, prevé una inversión aproximada de 15 millones de euros con cargo a la Inversión Territorial Integrada (ITI) y, a priori, se prevé que puedan generarse alrededor de 150 puestos de trabajo.

La importancia de este acuerdo es que supone contar en el centro de la Bahía de Cádiz con un nutrido grupo de expertos (en su mayoría ingenieros) que se dedicarán a la investigación de todos aquellos elementos que sean importantes, en el caso del sector aeronáutico, para la cartera de pedidos de Airbus, para quien ya operan desde hace tiempo junto con Alestis.

Diariodecadiz

Anuncios