altadis3

Los terrenos de la antigua fábrica de Tabacalera en la Zona Franca podrán tener una segunda vida en los próximos meses. El Consorcio aprobó el lunes 30 de Mayo la oferta presentada por la empresa de fabricación de componentes aeronáuticos Alestis para instalarse en los terrenos e instalaciones que ocupaba la antigua compañía tabaquera Altadis en la capital gaditana y que forman parte del Recinto Fiscal de la Zona Franca de Cádiz desde el pasado 22 de marzo, cuando el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas autorizó, con la publicación de la Orden en el Boletín Oficial del Estado, la ampliación del Recinto Fiscal de la Zona Franca en la ciudad de Cádiz.

La Mesa de Contratación del Consorcio se reunió para estudiar la oferta presentada a la Oferta Pública de arrendamientos inmuebles en las antiguas instalaciones de Altadis (planta de preparación de ligas) denominada PPL y oficinas en el edificio denominado EDF en  Recinto Interior de la Zona Franca de Cádiz, cuyo plazo de presentación de solicitudes terminó el lunes 30 de mayo.

Alestis, que tiene previsto instalarse en Zona Franca este mismo verano, ocupará 13.500 metros cuadrados de almacén y 285 metros cuadrados de oficinas del edificio anexo e instalaría en la Zona Franca de Cádiz un centro logístico en el que concentrará las tres instalaciones que actualmente tiene dispersas en Sevilla y Cádiz.

La empresa, que ya anunció su intención de instalarse en Zona Franca a principios del mes mayo, almacenará en su centro logístico de Zona Franca los componentes que llegan al puerto de Cádiz y que después envían a otras factorías y que incluyen tanto materias primas como elementos terminados, tales como fuselaje o timón de cola.

La instalación de la empresa de fabricación de componentes aeronáuticos en Zona Franca, que supondrá una inversión de 1,3 millones de euros, implica la necesidad de llevar a cabo obras en los edificios de la antigua compañía tabaquera,  tales como la adaptación de los muelles de carga o reparación de cubiertas, entre otras actuaciones.

De hecho, Zona Franca ha licitado ya obras de adecuación parcial en planta baja del edificio de oficinas de planta de preparación de ligas (PPL), actuación a la que se han presentado siete empresas y que tiene un plazo de ejecución de dos meses.

Aunque los terrenos de Altadis eran propiedad de Zona Franca desde junio de 2015 y en ellos ya se ubicaba la empresa Fricking Design de fabricación y exportación de camisetas, desde la autorización del Ministerio de Hacienda en marzo de 2016 estos se incluyen en el Recinto Fiscal, beneficiándose de las ventajas aduaneras y fiscales propias de todas las zonas francas del país.

De hecho, ya se han licitado las obras la demolición de parte del vallado que separa la Zona Franca de la antigua Altadis y al que se han presentado  ocho empresas. Las obras de demolición del muro, que permitirán la integración física de los terrenos en el Recinto Fiscal, tienen un plazo de ejecución de dos meses.

El Recinto Fiscal de la Zona Franca en la capital gaditana tiene ahora por tanto más de 486.881 metros cuadrados, convirtiéndose en un importante foco industrial con ventajas aduaneras y fiscales que supondrán un atractivo añadido para la instalación de empresas.

La aspiración de los gestores de Zona Franca es que esta se convierta en un auténtico motor del empleo en toda la provincia, no sólo en la Bahía de Cádiz, después de que también se haya extendido por el Campo de Gibraltar y otras comarcas. La reforma integral del Recinto Exterior de la Zona Franca es una de las cuestiones que quedan pendiente y que, en su día, obtuvieron el apoyo del Gobierno de Mariano Rajoy. Poco a poco se van dando pasos para que ese sueño de crear miles de puestos de trabajo se haga realidad y los gaditanos encuentren nuevas ilusiones.

Diario de Cadiz DDC
Anuncios