colectivo-delphi-encierro-investigar-operarios_ediima20161229_0328_4El colectivo de extrabajadores de Delphi, cuya fábrica cerró en Puerto Real (Cádiz) en 2007, ha levantado este mediodía el encierro que ha mantenido en los últimos 1.074 días y ha reclamado la apertura de una investigación para aclarar las muertes de varios operarios en estos años.

“Esta misma semana han muerto dos compañeros, a los 48 años, y hemos visto quedarse en el camino a muchos, y habría que investigar el porqué”, ha reclamado ante los periodistas uno de los portavoces de los encerrados, Sebastián Jiménez.

El encierro comenzó, según han recordado en un acto público, cuando la Junta de Andalucía no cumplió el compromiso de dar salida laboral a todos los afectados por el cierre de Delphi y muchos de los extrabajadores se sintieron abandonados también por los sindicatos.

“Lo peor ha sido el engaño al que hemos sido sometidos, ver cómo nos mentían y nos arrinconaban”, ha lamentado Jiménez, quien ha rememorado los millones de euros que la Junta de Andalucía manejó para el dispositivo especial de tratamiento de este colectivo, que llegó a inscribir a 1.904 personas.

De todas ellas, según el censo elaborado por el colectivo de extrabajadores, 236 nunca llegaron a encontrar empleo, nunca llegaron a beneficiarse de una oportunidad laboral.

“Fuimos abandonados por la Junta de Andalucía y el PSOE, y también por los sindicatos, que llegaron incluso a llamar a la Policía para que nos desalojaran de aquí, pero, finalmente, pudimos quedarnos”, ha recordado Francisco Senra, otro de los portavoces del colectivo.

La crítica se ha dirigido especialmente contra Comisiones Obreras, que según Senra, “colocó a sus dirigentes en Delphi y luego se olvidó de todos los demás”.

Un representante de los extrabajadores de Delphi ha leído emocionado un comunicado en el que ha repasado los 1.074 días de encierro, después de un minuto de silencio dedicado a los compañeros, y sus familiares, que han fallecido en este tiempo.

“Creo que nunca se ha hablado claramente de por qué cerró Delphi en 2007 y eso es lo que habría que investigar y lo que ha hecho que muchos se hayan quedado en el camino”, ha denunciado Sebastián Jiménez, en recuerdo a los extrabajadores muertos.

El colectivo ha recogido hoy las pancartas y carteles que colgaban desde hace más de tres años en el salón de actos y la fachada del edificio de los sindicatos de Cádiz.

Pero han precisado que la lucha de este colectivo no termina con el levantamiento del encierro, sino que continuará con más protestas en la calle.

“No vamos a cesar aquí, al contrario, cambiamos el ciclo para pedir oportunidades laborales en la calle”, ha defendido Francisco Senra.

Ahora el colectivo, según ha avanzado en este acto público, se centrará en reclamar que se cumplan las 123 medidas que la Mesa por el Empleo de la Bahía de Cádiz, donde están representados varios colectivos laborales de esta comarca gaditana, ha presentado ya en el Congreso y el Parlamento andaluz, con el apoyo de varios partidos.

“Lo cierto es que no nos fiamos ya de nadie, porque hemos sufrido muchos engaños”, ha advertido Sebastián Jiménez.

La nueva hoja de ruta del colectivo de extrabajadores de Delphi incluye un acercamiento a los sindicatos mayoritarios, salvo Comisiones Obreras, y un calendario de movilizaciones para hacer cumplir el plan previsto por la Mesa por el Empleo de la Bahía de Cádiz.

En el acto ha habido representantes de UGT, USO y CGT, que han querido expresar el respaldo a la lucha “ejemplar” del colectivo de exoperarios de Delphi.

logo-efe

Anuncios