Así lo incluirá en sus presupuestos y pide a la Administración concursal que aclare si venderá a ese precio

La compra de los terrenos de la antigua fábrica de Delphi, en Puerto Real, tendrá que ser por un importe de tres millones de euros y en 2018. Es la respuesta ofrecida ayer a este periódico por parte de Puertos del Estado, después de que desde la Administración concursal se explicara, como publicó este medio en su edición del pasado jueves, que aún aguardaba que llegara la oferta en firme por parte de esa institución.

La oferta, en realidad, partió de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz, que vio una oportunidad en estos suelos para intentar crecer dado el colapso -entendiéndose éste como la necesidad de incrementar superficie operativa- de los terrenos del Bajo de la Cabezuela.

Esta administración, que preside José Luis Blanco, anunció su disposición a dar este paso, e incluso fue aprobado por el consejo de administración portuario en Cádiz, pero dejó claro que tendría que ser el órgano superior, Puertos del Estado, el que diese su visto bueno definitivo.

El pasado jueves, las fuentes consultadas por este periódico indicaron que no tenían constancia oficial del visto bueno definitivo de Puertos, y que en todo caso, la cantidad para comprar Delphi, de la que se había tenido constancia a través de la Autoridad Portuaria, era de unos dos millones de euros menos que la que marcaba el informe de tasación elaborado por ellos.

Ayer, Puertos del Estado reiteró que la operación de adquisición de los terrenos de Delphi está incluida en el proyecto de presupuestos del Estado para 2018, pero que la compra al precio de tasación oficial, “una vez aprobado el plan de empresa entre Puertos del Estado y la Autoridad Portuaria”, es de tres millones de euros. Así está previsto en dicho plan de empresa

Además, desde la institución portuaria que preside José Llorca insistieron ayer en que la Administración concursal “debe responder si vende a ese precio”, algo que aún no han hecho.

Eso sí, desde Puertos del Estado insistieron en que no comprarán el suelo de Delphi por una cantidad mayor que el precio de tasación. En caso de que los administradores concursales acepten dicho precio, comenzaría de inmediato la tramitación ante Hacienda para hacer efectiva la compra, por fin, de dichos terrenos.

En este punto pesará la decisión que adopte, no ya la Administración concursal, sino el propio Juzgado de lo Mercantil, que tendrá que decidir si prima la tasación de los administradores concursales a un precio mayor para satisfacer los requerimientos de los acreedores de Delphi; o si por el contrario se acepta la única oferta en firme conocida desde que cerró la fábrica, aunque sea a menor precio.

Anuncios