Los administradores concursales insisten en que la propuesta portuaria es “muy baja” y estarían valorando otras opciones superiores

La oferta anunciada y presentada por la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz (APBC) para hacerse con los suelos que ocupaba la antigua fábrica de Delphi tendrá que seguir esperando. Este extremo ha sido confirmado a este periódico por dos vías distintas. La primera, por fuentes judiciales, quienes aseguraron que la institución portuaria que presidente José Luis Blanco presentó un escrito mostrando su interés en hacerse con los terrenos y que, con fecha 20 de febrero, la administración concursal elevó al Juzgado de lo Mercantil de Cádiz el preceptivo informe trimestral dando cuenta de ello.

Y añadieron que el siguiente paso, que no se ha dado aún, es que la administración concursal comunique al Juzgado la oferta concreta que ha realizado la Autoridad Portuaria para hacerse con los terrenos para, bien requerir la autorización del Juzgado para realizar esa operación, bien proceder directamente a la venta si se acepta la oferta. En este sentido, reseñaron estas fuentes que los administradores concursales tendrán que presentar el siguiente informe trimestral a finales de este mes de mayo. Es de suponer que, entonces, el Juzgado debería tomar una decisión al respecto de la oferta de compra.

Los administradores deben presentar su nuevo informe ante el juez a final de mayo

Pero la segunda fuente consultada confirmó que, efectivamente, la propuesta de la APBC no ha sido aún presentada en sede judicial porque los administradores concursales siguen considerando que la oferta del puerto de Cádiz es “muy baja”. Y, por ese motivo, se encuentran “evaluando otras ofertas superiores” por el terreno de Delphi.

En este sentido, hay que recordar que la propuesta portuaria para añadir el terreno de la fábrica que se ubicaba en Puerto Real era de 2,8 millones y siempre fue considerada por debajo de la tasación que la adminsitración concursal había realizado de los suelos de la antigua multinacional, que se elevaba a más de 7 millones. La expliación que se daba al respecto por parte de quienes aún gestionan este asunto es que tal cantidad no sería suficiente para abonar las deudas que aún se mantienen con los acreedores de la planta.

Además, aseguraron los administradores a finales del pasado marzo, que formularon alegaciones a la intención de la APBC, dado que el procedimiento iniciado por el puerto “contempla la incorporación de los terrenos a la zona de servicio del puerto; y culminar y aprobar ese procedimiento podría llevar de uno a tres años”.

 

 

Anuncios